Alejandro Santamaría: “Ser triatleta profesional exige también muchos sacrificios y privacidades”

Desde 1993 demostrando su valía en el mundo del triatlón, Alejandro Santamaría se retira en 2016 de la competición sintiéndose orgulloso de haber conseguido resultados que hace años parecían impensables.

Tras una dilatada trayectoria como triatleta profesional, Alejandro Santamaría cierra su palmarés competitivo en el que durante 22 años no ha dejado de acumular destacadas victorias y resultados que lo han convertido en uno de los triatletas preferidos del panorama nacional.

Ahora, ha llegado el momento de trasladar todos los conocimientos adquiridos y consolidar el proyecto que con tanto entusiasmo y éxito lleva a cabo desde el 2000, Trientrenos, el lugar perfecto para desarrollar y extraer las capacidades más ocultas en este deporte multidisciplinar, que conduce a pruebas tan espectaculares como extremas, el Ironman. Esta es una prueba de larga distancia dominada impecablemente por Alejandro Santamaría quien profundiza a continuación en el corazón enérgico y tan de moda de este deporte.

alejandro 6

Hablamos con… Alejandro Santamaría, un triatleta que se despide de la competición pero no del triatlón

DEPORLOVERS: Triatleta veterano, desde 1993. Cuéntanos un poco como surgieron tus inicios en el mundo del triatlón. ¿Cómo descubriste esta pasión deportiva?

ALEJANDRO SANTAMARÍA: En casa todos mis hermanos hacían mucho deporte y el mayor hacía triatlón. De verle me entraron ganas de hacerlo a mí también. Ellos me enseñaron a disfrutar con el deporte, pero lo cierto es que fui yo solo. Por mi cuenta me compré una bici y empecé a entrenar como pude, sin entrenador ni ningún club donde me orientaran. Con el tiempo conseguí abrirme camino.

D: Ahora, tras 22 años dedicado a este deporte multidisciplinar, ¿qué diferencias o avances has experimentado durante tu trayectoria deportiva? ¿La situación del triatlón ha cambiado mucho desde aquél entonces?

A. S: En la ultima década ha evolucionado mucho. En los 90 el triatlón no se conocía y no era fácil participar e incluso había que explicar en que consistía. Hoy hay pruebas por todo el territorio con una gran variedad de distancias para todos los públicos. Ahora el triatlón es el deporte de moda.

F_TRIVITORIA_20150712_2168

D: Cuando te enfrentas a un triatlón de larga distancia, ¿todavía sientes lo mismo que en aquellas primeras experiencias? ¿Qué sientes cuando te quedan por delante cientos de km por recorrer?

A. S: Ahora me lo tomo con más calma. Los nervios van por dentro y a veces incluso voy demasiado tranquilo. Me he acostumbrado demasiado. Un poco de tensión viene bien para salir con adrenalina. En estas pruebas largas prefiero no pensar lo mucho que me queda porque puede entrar una pereza terrible y hacerse aún más duro. Aunque en ocasiones, si voy bien, pienso que cuanto más falte mejor porque más voy a poder remontar al final y más opciones de ganar voy a tener.

D: Además de triatleta profesional eres entrenador de esta modalidad desde el año 2000. Consideras que tan importante es entrenar duro como descansar bien. Desafortunadamente, no todos los que comparten esta pasión pueden dedicarse profesionalmente a ella y se ven obligados a combinarlo con otro trabajo, lo que le resta tiempo de descanso… ¿Significa eso que nunca podrán rendir al mismo nivel que los demás?

A. S: Cuanto más tiempo dediques a entrenar y descansar mejor será el rendimiento. Pero ser profesional no es una condición que se elige, sino que se consigue. Todos han tenido que estudiar o trabajar antes de poder dedicarse full-time. Con el tiempo y buenos resultados han apostado por dejar el trabajo para dedicarse más al triatlón. En muchos casos arriesgando mucho e hipotecando su futuro porque la retirada te puede dejar con 40 años sin experiencia laboral, formación para la vida real, ni opciones para conseguir un buen trabajo.

No es nada fácil, ser profesional exige también muchos sacrificios y privacidades. Te vuelves esclavo del rendimiento y todo lo que haces comes y descansas lo haces pensando en entrenar mejor y rendir más. Te dejas muchos planes con amigos y familia por el camino y no valen excusas para saltarse ningún entreno. En la mayoría de los casos por pura pasión ya que solo unos pocos consiguen ganar dinero con el triatlón.

alejandro 3

D: ¿Cómo mantener un equilibrio de entrenamiento entre las tres disciplinas? Conseguir el mismo nivel en los tres deportes es complicado y más cuando muchos triatletas empiezan teniendo predilección o pavor por uno… ¿Es posible ser experto en los tres por igual?

A. S: El triatleta perfecto es el que hace las tres disciplinas bien, pero siempre hay alguna que se nos da mejor. Hay que trabajar los puntos débiles y potenciar las virtudes. Me parece un error dejar un poco de lado lo que se nos da bien. Es al contrario, tenemos que buscar la excelencia en lo que tenemos más habilidades y podamos destacar. Y esto también vale para todos los aspectos de la vida.

D: He visto que recientemente diste una conferencia sobre cómo afrontar tu primer Ironman. ¿Cuáles son las premisas que todo principiante debería conocer antes de inscribirse en una prueba tan extrema?

A. S: Respetar la distancia porque es muy duro y saber si realmente estamos preparados o vamos a poder entrenar, dedicarle tiempo a ello y sacrificarse todo lo que hace falta para hacerlo con garantías.

alejandro 7

D: En tu caso, has confesado que no llegaste a terminar tu primer Ironman en 1999 y te retiraste fundido en el km 25 del Maratón. ¿Qué falló? ¿La falta de preparación previa…?

A. S: Preparado sí que estaba. Pero me faltó madurez, era muy joven entonces. Y sobre todo, el respeto a lo que me estaba enfrentando. Un Ironman es muy duro y hay que saber que, sobre todo en la maratón, las sensaciones pueden ser horribles pero hay que seguir y seguir. Avanzar y no rendirse. Se puede convertir en supervivencia por avanzar y no pararte. Pero es igual para todos y hay que tener claro que eso va a pasar y no por ello tenemos un mal día.

D: ¿Es cierto que muchos triatletas se lanzan de forma precipitada a un Ironman sin la suficiente consciencia del esfuerzo que supone? ¿Cuándo sabemos que estamos preparados para lanzarnos?

A. S: El Ironman está muy de moda y todos quieren en su casa una foto cruzando la meta. Pero a veces se olvidan que para afrontarlo necesitan mucho tiempo para entrenar y unos mínimos. Siempre digo que está al alcance de cualquier persona sana pero hay que tener paciencia. Unos tardarán 6 meses en prepararlo bien y otros 2 años. Pero todos tienen que tener claro que van a tener que sacrificarse y van a necesitar mucho tiempo para entrenar.

D: Una de las consecuencias de estas “inconsciencias” son las lesiones. ¿Cómo podemos evitar lesionarnos si estamos castigando constantemente ciertas articulaciones, huesos, tendones…?

A. S: Lo primero es entrenando bien. Con una buena planificación para ir de manera progresiva. Y fortaleciendo bien en el gimnasio para tener una buena estructura muscular que proteja todo eso. Una buena alimentación también es importante.

D: Haznos un balance general de tu temporada 2015 como triatleta. ¿Ha ido como esperabas?

A. S: El 2015 lo considero bueno. Varios pódiums y alguna victoria. Aunque en el km 0 esperaba haberlo hecho mejor para mi fue un poco frustrante no poder rendir como había entrenado en esa prueba que había preparado con tanto esfuerzo. Lo mejor del año fue en Vitoria, aunque no gané sí que pude recibir todo el cariño del público y el mayor premio para mí fue llegar a esa bonita ciudad y ver que la imagen del triatlón era yo y que estaba por toda la ciudad. Incluso en los autobuses.

BUS2 copia

D: ¿Y ahora? ¿A descansar? ¿Y luego? ¿Qué se presenta?

A. S: Ahora toca relax unos días. Hay que regenerar bien. Aunque llevo toda la vida viajando hace mucho que no tengo sensaciones de estar de vacaciones de verdad. No recuerdo coger un avión sin bicicleta o el material de entrenar. Este año necesito unos días de relax total. Y en breve a preparar el 2016 donde volveré a Vitoria que es mi prueba favorita. El primer objetivo del año será preparar mi Campus en Sands beach (Lanzarote) abierto a todo tipo de público que quiera pasar unos días entrenando, aprendiendo y disfrutando.

Después de tantos años a tope y compitiendo por todo el mundo el 2016 será para mí el último año con tanta dedicación. Así que quiero que sea mi despedida de la élite y por ello un año especial que para mí será como un homenaje donde competiré sobre todo en España en pruebas que me gusten de verdad. Después me centraré más aún en ser mejor entrenador y potenciar más Trientrenos.

D: ¿Qué resultados de tu trayectoria recuerdas con mayor euforia y satisfacción?

A. S: Ser campeón del mundo Junior en el 1997 fue muy especial por todo lo que significó solo unos días después del fallecimiento de mi madre. Los dos títulos de campeón de España LD Elite, mi primer pódium en Ironman en Cozumel. Mi victoria en Vitoria, o alguno de los campeonatos de Duatlón que he ganado. En tantos años he tenido la suerte de conseguir buenos resultados que hace años parecían impensables. Me quedo con haber sido capaz de llegar tan lejos para que por ejemplo ahora me estéis entrevistando vosotros.

alejandro 2

D: Con tantos Ironmans a la espalda, ¿sabrías destacar el más extremo? Cuéntanos qué factores lo hacen más extremo.

A. S: En 2007 hice el Ironman Korea que ya no se hace, pero era terrible con un calor y una humedad que nunca he visto igual. Salías del hotel para entrenar y te dabas la vuelta porque era imposible. Además de una bici durísima. Esa prueba fue de supervivencia total. En estas pruebas las condiciones climáticas pueden endurecer más la prueba que el recorrido. El circuito de Hawai no es el más duro, pero con tanto calor, viento y humedad lo convierten en la prueba más exigente.

También te puede interesar

Comentarios