Ángel Sanz, director de la Spartan Race: “La Spartan trasciende más allá y sirve para cambiar el mundo”

Al representante de la Spartan Race en España también le gusta ensuciarse de barro, desde donde pretende transformar el mundo. Darse cuenta de que eres capaz de las cosas más impensables es más fácil con Ángel Sanz.

Ángel Sanz no es de los típicos directivos de pelo engominado, traje y corbata. Ángel Sanz disfruta revolcándose por el barro porque como bien dice “los nuevos profesionales se forman en el barro”. Y es que el director de la Spartan Race en España no tiene como único objetivo el incremento de la participación de esta trepidante carrera de obstáculos, sino divulgar su significado más profundo.

Cambiar el mundo a través del deporte. Una misión a la que se aferra Ángel Sanz no solo por cuestiones empresariales, sino por su anhelo particular que no se estanca en una simple propuesta. Su cabeza emprendedora ha culminado en multitud de proyectos que incitan a ver el deporte desde una perspectiva diferente, pues en este caso, la Spartan Race no solo fomentan un estilo de vida saludable. La deportividad es mucho más y esta carrera de obstáculos trasciende a dimensiones insospechadas de nuestro “yo” más interior. 

La Spartan Race como elemento de cambio es posible con Ángel Sanz, que aparte de ser el máximo representante en España, es mentoring deportivo, profesor en la Universidad Europea de Madrid, redactor en los blogs de Expansión y Sport Life, ex jugador profesional de baloncesto y un largo etcétera. Así pues, a través de una mirada optimista, emprendedora, luchadora y enérgica destripamos todos los secretos de la Spartan Race.

Hablando con… Ángel Sanz

DEPORLOVERS: Tras una extensa trayectoria como emprendedor de proyectos deportivos, ¿cómo te convertiste en el director de la Spartan Race en España? 

ÁNGEL SANZ: Aparte de la faceta emprendedora, soy profesor de un máster en Gestión Deportiva en la Universidad Europea de Madrid. En ese máster creía que se podía dar un salto en la manera de enseñar. Consideraba que estando en el mundo del deporte la mejor manera de hacerlo era utilizar el deporte para enseñar un montón de conceptos académicos, de habilidades y de valores.

Pensando qué tipo de actividad podría servir, cuadraba perfectamente una carrera de obstáculos. Hace paralelismo con montar un negocio porque en la Spartan empiezas con un obstáculo, te caes, te levantas, te ensucias, tienes que entrenarte y estar preparado. Todo eso reflejaba bastante bien la experiencia de cualquier persona que quiere dedicarse a los negocios. Entonces contacté con Spartan Race y justamente me enteré de que estaban intentando entrar en España. Coincidiendo con esa oportunidad ofrecí mi ayuda con este proyecto y así empezó todo. Realmente es un proyecto que trasciende más allá de la Spartan Race y consiste en el deporte como herramienta para cambiar las cosas. He conseguido que mi propósito personal sea mi trabajo y lo disfruto mucho.

SONY DSC

D: No solamente eres el director de la Spartan Race sino que te consideras un adepto más a esta carrera. ¿Cuándo fue tu primera experiencia?

Claro que participo en la Spartan Race, porque no puedes dedicarte a algo sin saber que es (entre risas). Mi primera experiencia en la Spartan Race fue cuando organicé el primer encuentro con mis alumnos. Pasé el proceso de entrenamiento igual que mis propios alumnos y viví la primera vez con ellos sintiendo los mismos miedos. A partir de esa primera carrera que la hice en Madrid ya he completado doce. Entre ellas fuera de España, como Alemania, Inglaterra y EE.UU.

D: Si eres el director de la Spartan Race, ¿también eres el espartano mayor?

(Entre risas). Si lo pensamos desde el punto de vista jerárquico sí que soy la máxima representación de la Spartan Race en España, pero para mí el liderazgo viene más bien al contrario. Tienes que estar detrás empujando y dejar que los que son más rápidos y mejores vayan delante y tú simplemente asegurarte que nadie se pierda por el camino.

D: Aunque no seas el mejor sí que es cierto que has conseguido hacerte con la Trifecta. 

Sí, la Trifecta la tengo. He corrido las tres distancias como un campeón. Entonces ya sé el esfuerzo que implica y me hace tener más respeto la gente que compite en la Spartan. Recorrer una Beast con obstáculos es algo literalmente bestia. Porque aunque seas buen corredor quizá no seas capaz de hacerlo, correr no vale. Si eres crossfitter tampoco vencerás más fácilmente obstáculos. Necesitas un equilibrio de ambas partes para estar bien preparado físicamente y también mentalmente, que es muy importante.

D: ¿Cómo acercar el concepto de la Spartan Race a aquellos que todavía no lo conocen o que tienen una percepción errónea?

¿Quién puede correr la Spartan Race? Cualquiera que tenga ganas de levantarse del sillón. ¿Cuánto tiempo necesitas para prepararte? La Sprint de 5 km puede superarse perfectamente con ocho semanas de antelación. No hace falta que estés especialmente en forma. Cada uno sufrirá en función de su capacidad, pero no pasa nada porque en vez de tardar 30 minutos en cruzar la meta tardarás hora y media.

Para mi la carrera es una oportunidad para salir de tu zona de confort, de disfrutar con un montón de gente y de tener la sensación de que el deporte puede llegar a cambiar la manera de ver la vida. Luego, encima, te vas a llevar un foto chula, a llenar de barro y volver a sentir lo mismo que cuando eras niño. A mí me cambió. 

layup uofh 93

D: La misión que persigues es “cambiar el mundo a través del deporte”. ¿Es capaz la Spartan Race de cambiar el mundo?

Pienso que en el momento que hemos conseguido incorporar la Spartan Race a un ámbito académico y educativo, los mismos alumnos aseguran que les ha cambiado la manera de ver el concepto de equipo, de esfuerzo, de aplicar valores como la humildad y la generosidad… La Spartan Race te das cuenta de que eres capaz de más cosas de las que creías.

D: O sea que una simple carrera de obstáculos no solo fomenta el bienestar físico y la salud sino que trasciende a otras partes más reflexivas. 

Exactamente. Una de las sorpresas que nos ocurrió en Madrid fue que el año pasado participaron 8.700 personas y este año 12.000. Pero lo mejor es que de esas 3.300 personas de incremento, 2.500 fueron mujeres. En porcentajes, en 2014, 19% eran mujeres y en 2015 eran el 32%. Las mujeres están tomando su sitio porque al principio puede que les asuste un poco pero se dan cuenta de que llegan y lo consiguen. Estos datos son los que sugieren como otra vez el deporte cambia el mundo. Porque es cierto que en muchos entornos esa igualdad no se está consiguiendo tanto.

SONY DSC

D: Una de las modalidades de la Spartan que aquí no existe es la Chicked, la carrera diseñada especialmente para mujeres. ¿Hay intenciones de trasladarla a España?

Por ahora se hizo en México pero no confío en esa idea. Creo que la igualdad no va a venir por una diferenciación así. Puntualmente quizá pueda funcionar pero yo no estoy de acuerdo y España no hay intención de hacerla.

D: Deporte y educación: ¿Por qué estos conceptos tienen que ir cogidos de la mano? 

Deporte y educación tienen que ir juntos porque creo que el deporte es una herramienta de transformación masiva. El deporte tiene unas características que hace que la transferencia de conocimientos sea mucho más eficaz. Porque el día de mañana solo recordarás una cuarta parte de lo que el profesor te explicó. Sin embargo si lo aprendes viviendo es cuando realmente el conocimiento se queda. Entonces el deporte te lleva a sacar lo más profundo de ti, las emociones, los valores… Por ello considero que el deporte es una herramienta que está infrautilizada en la educación.

Un entrenador te puede enseñar muy bien la técnica para jugar a tenis, pero valores como la generosidad, la humildad, liderazgo, gestión de equipos, gestión de tiempo, etc. El deporte es la herramienta perfecta para todo eso que reivindica la sociedad. No quiere decir que sea la única, pero es tan buena que es una pena que nosotros no la utilicemos.

D: Este mensaje no lo tienen muy absorbido los centros educativos… 

Escribí un artículo en el Blog de Expansión que se titulaba: “Las actividades extraescolares no son extra”. Resulta que utilizan el deporte a través de la asignatura Educación Física, que es una parte muy pequeña que solo hace alusión a la actividad física. Pero es que resulta que el deporte es mucho más. El deporte es comportamiento, son valores, son conceptos, te hace aprender a ganar, aprender a perder, aprender a gestionar emociones…

En la deportividad tienes tantas cosas que centrarnos solamente en una parte es desperdiciarlo. Estas actividades que ofrecen los colegios tratan más de tener al niño entretenido que de educarlo. Por lo tanto, el sistema educativo tiene la obligación de incorporar el deporte en la educación.

IMG_2951

D: ¿Cómo convencer a los centros y a los alumnos de que el deporte puede generar un cambio y ser beneficioso en su aprendizaje?

Esa es una labor muy progresiva pero yo creo que se consigue predicando con el ejemplo. Muchos centros están de acuerdo pero todavía hay que disponer de las herramientas y la respuesta para poder aplicarlo. Estamos trabajando en ello y con la Spartan Race mi objetivo es demostrar que el deporte educa.

D: ¿La Spartan Race tiene expectativas de expandirse por más ciudades de España?

Mi idea del año es llevar la Spartan Race a Bilbao. Creo que con cuatro carreras al año de momento podemos estar tranquilos para el 2016.

Por otra parte, nuestro objetivo es que haya una gran carrera de poca gente en Esparta, en Grecia. Estamos en ello.

D: ¿Es cierto que hay circuitos de la Spartan Race más complejos que otros?

Sí, sin duda alguna. Tengo que recordar que las distancias son orientativas. La Sprint indica que son 5 km o más, y luego puedes encontrarte con 7 km. Por ejemplo, en el Campeonato del Mundo que se hizo es Eslovaquia era una Beast que en teoría son 21 km y 25 obstáculos mínimo, pues se encontraron con 31 km. Para mí la Spartan es el mejor ejemplo de emprendimiento. En la vida misma te encuentras con sorpresas. La intención es “déjame que te sorprenda”.

D: Ya no desde la perspectiva de director de la Spartan Race, sino como “espartano”, ¿qué persigues?

Es mucho más importante el proceso que la carrera. A mí lo que más me gusta es disfrutar de esos entrenamientos previos donde he aprendido a disfrutar del proceso. Para mí la Spartan es como la fiesta de fin de curso del instituto. Estás esperando que llegue, es divertida y especial para la cual te preparas y acicalas, pero cuando lo miras con perspectiva te acuerdas de todo lo que te ocurrió ese último año. Para mí esa transformación no solo pasa ese día sino que allí se consolida.

D: ¿Esa cabeza emprendedora tiene previsto algún proyecto más dentro de esta línea deportiva?

Estoy justo internacionalizando este concepto. Llevar el deporte a la educación. Estoy trabajando con varias universidades para ver cómo integrarlo.

Etiquetas: Spartan Race 2015

También te puede interesar

Comentarios