La historia del niño con cáncer que se convirtió en culturista

Su nombre es Zach Zeiler y fue diagnosticado de cáncer en su adolescencia. Al recuperarse se dio cuenta de que su máxima motivación residía en ser el mejor en el culturismo.

Zach Zeiler, el mayor ejemplo de motivación deportiva

cancer zach zeiler

Posiblemente su nombre no habría sido escrito nunca en medios digitales de la índole de Deporlovers de no ser por su capacidad personal y por su trabajo mental. Zach habría sido una persona anónima de no ser porque es un héroe encerrado en el cuerpo de un humano terrenal. La parte positiva de su triste historia desde los 15 años es que nos ha regalado una manera de pensar totalmente diferente, fijándonos en nuestros sueños más allá de los obstáculos que haya de por medio.

Zach Zeiler es un luchador y se merece un artículo de este tipo. Quizás se merezca mucho más, y eso se irá viendo con el paso de los años, hasta alcanzar cotas de popularidad tan altas como su impresionante moral y fuerza para superar una enfermedad tan grave como el Linfoma de Hodgkin, un cáncer maligno que afectó a su cuerpo en su adolescencia.

Esta es la historia de superación de un estadounidense que pasó de “tener cáncer a conseguir el físico de mis sueños”, tal y como él afirmó en una carta a todos sus fans. Descubre su espectacular historia.

¿Cómo lo hizo?

Su felicidad fue la que determinó el cambio impresionante del que ahora somos testigos. Ni las ansias de competición, ni siquiera la actitud deportiva, fueron las verdaderas responsables del monumental cambio de Zach en el musculoso que conocemos en la actualidad.

Todo ocurrió cuando Zach Zeiler contaba con sólo 15 años. Con esa edad, fue diagnosticado de un cáncer maligno al que tuvo que enfrentarse. Era la primera batalla dura a la cual tuvo que enfrentarse nuestro protagonista.

Tras la operación y las consecuentes sesiones de quimioterapia, el cuerpo de Zeiler comenzó a desgastarse, llegando incluso a perder “todas las fuerzas”, según relataba posteriormente el chico. En su interior, comenzaba a formarse así la idea de un cambio, una metamorfosis a la cual no iba a arrepentirse nunca.

Una vez más, vemos demostrado el poder del ejercicio físico para superar traumas, problemas o situaciones de dificultad personal. En este caso, el fisioculturismo ayudó a Zach a librar de nuevo una batalla con su cuerpo, dejándole de nuevo como campeón en solitario en todas las modalidades, la vida y el crecimiento personal.

El vídeo de la transformación de Zach Zeiler

La carta que escribió Zach tras superar la enfermedad

zach zeiler

Hace un par de meses antes de mi cumpleaños número 16 que me diagnosticaron Linfoma de Hodgkin. Mi segundo año, los amigos, los deportes y otras actividades de todo sería puesto en espera mientras me pusieron a través de la quimioterapia y la radiación. Fue durante el tratamiento que había perdido mi cuerpo atlético, y mi peso bajó a 106 libras. Después de meses de estar enfermo y básicamente vivir en un hospital, yo estaba físico y mentalmente agotado. Fue el punto más difícil de mi vida, y yo necesitaba una manera de salir del agujero que me vi obligado a caer. En ese momento, me dije que iba a tratar cada día como un regalo, y como una oportunidad para lograr lo que sea que yo quería.

Comencé a levantar pesas algo que hice antes de ser diagnosticado para mantener la competitividad como atleta. Mientras me miraba crecer sentí todo mi ser cada vez más fuerte, no sólo en el aspecto físico. He documentado la historia de mi viaje en un video y compartí a youtube e inmediatamente recibí retroalimentación de inspirar a tanta gente. Además de querer mejorar mi persona, esos comentarios afirmando que he cambiado el pronóstico de una persona en la vida, es lo que vivo. El fisioculturismo y fitness me han abierto la puerta a muchas oportunidades, así como me permitió conocer a tantas personas increíbles, y será algo que llevo por el resto de mi vida.

He sido y siempre seré 100 % natural, lo que significa que tengo y nunca tendrá que mejorar el rendimiento de medicamentos como esteroides, testosterona y otras drogas para mejorar el rendimiento. No compito actualmente en el fisioculturismo o shows de físico, pero me gustaría un día. Espero que esto traiga motivación, pero espero que también represente el valor de la vida. Espero poder ayudar a los demás a hacer que se den cuenta de su potencial, los amo a todos ustedes por el apoyo.

Etiquetas: CulturismoMotivación deportiva

También te puede interesar

Comentarios