Las mejores carreras de obstáculos que se celebran en España

Spartan Race, Farinato Race o The Mud Day son algunas de las carreras de obstáculos que se celebran en España.

El deporte está cambiando. O, sin ir más lejos, ya ha cambiado. Atrás han quedado los deportes típicos que practicamos desde pequeño. Y es que, como afirma el entrenador de la Spartan SGX, Toni Marcos, la gente ya no quiere ver a los niños de azul y a las niñas de rosa. Por eso no es nada extraño ver cómo deportes como la Spartan Race, la Farinato Race, el Running o el Crossfit han tomado protagonismo y no solo se han expandido sino que se han consolidado.

Uno de los países que mejor ha acogido este tipo de pruebas es España. La Spartan Race cada vez se celebra en más ciudades, la participación sigue siendo mayor en carreras o en maratones y el Crossfit se va practicando cada vez más en los gimnasios de España. Es por eso que en ‘Deporlovers‘ queremos repasar algunas de las diferentes carreras de obstáculos que se celebran en nuestro país.

La Spartan Race, el mejor ejemplo del crecimiento

La Spartan Race es, posiblemente, el mayor reflejo de cómo no solo el deporte ha cambiado sino que se ha consolidado como una forma de superación personal. La carrera de obstáculos por antonomasia fue celebrada en Estados Unidos en sus primeros días de vida, pero como suele pasar, se importó y se ha ido celebrando cada vez en más ciudades. De Madrid y Barcelona a Valencia y Bilbao. Cuatro de las ciudades más importantes de España ya han dejado un espacio reservado para la Spartan Race.

La grandeza de la Spartan Race reside en que cualquier persona puede atreverse a completarla siguiendo, por supuesto, un entrenamiento previo muy serio. El hecho de tener tres diferentes modalidades ofrece posibilidades a cualquier atleta. El nivel Sprint (5 kilómetros y 15 obstáculos) es el más “asequible” para el deportista medio; luego, el Super ya complica la prueba aumentando la distancia y los obstáculos (13 / 20); y el Beast es el reservado para el espartano de verdad (20 kilómetros y 35 obstáculos).

La próxima cita espartana, en Barcelona.

La Faritano Race, puro sabor español

Si tenemos que hablar de carreras de obstáculos que se celebran en España no podemos olvidarnos de la Farinato Race, una carrera que surgió en nuestro país. Ciudad Rodrigo, provincia de Salamanca, fue donde hace cinco años se celebró la primera edición de una prueba que ha ido creciendo con el paso de los años. Similar a la Spartan Race, la principal diferenciación de la Farinato Race con el resto de carreras de obstáculos es la intensidad que exige en un corto plazo de recorrido.

La Farinato Race nos obliga a estar corriendo entre 5 y 7 kilómetros, una distancia no demasiado larga pero que sí está repleta de obstáculos. Zonas alambradas, pirámides, muros, charcos, neumáticos, bidones, vallas, cuerdas para trepar o ríos de agua a bajas temperaturas son solo algunos de los obstáculos que todo ‘farinato’ tendrá que superar si quiere llegar a la meta. Y es que, como los propios ‘farinatos’ dicen, el objetivo no es otro que superar la dureza de los obstáculos por encima de la victoria.

La próxima cita de los farinatos, en Mallorca.

The Mud Day, en busca de la consolidación

Mientras la Spartan Race ya se ha consolidado en España y la Farinato Race cada vez está más cerca de asentarse, la carrera que ahora quiere tomar protagonismo es The Mud Day. Debido a su gran acogida en tierras francesas, la organización de la Vuelta a España ha traído esta carrera a España. Una carrera que, según la propia organización, es “una carrera fuera de lo común”. Sigue el mismo guion que la Spartan Race o la Farinato Race: un recorrido de cierto kilometraje con obstáculos de por medio, pero vaya obstáculos.

El recorrido es de 13 kilómetros, pero aderezados con obstáculos muy duros. The Mud Day nos exige no solo fuerza física y resistencia, sino mucha fuerza mental. El objetivo es superar todos los obstáculos, pero algunos están casi fuera de lo común. Solo hay que hacer un repaso por las diferentes pruebas para encontrar una llamada ‘Horror Tunnel’, 15 metros de largo, 60 centímetros de alto y oscuridad, mucha oscuridad. Una prueba para elegidos por el Dios de la Superación.

La próxima cita de The Mud Day, en Barcelona.

La Crazy Race, ocho kilómetros de locura

Posiblemente esta Crazy Race sea la carrera que menos suene al atleta que busca conocer sus límites día tras día. Sí que tiene buena acogida y ya celebra su cuarta edición, aunque no ha logrado expandirse lo que hubiera deseado. Pero aún así, muchos deportistas se lanzan hacia Moncada para participar en una prueba que combina muchos obstáculos y un recorrido de ocho kilómetros de distancia. Además, la Crazy Race ha conseguido añadir obstáculos diferentes a los que ya tienen pruebas como la Spartan Race o la Farinato Race.

Si uno echa un vistazo a las diferentes pruebas que se tendrá que encontrar el atleta menos cuerdo del mundo encontrará cosas como una pirámide de tuberías, una piscina de almohadas, contenedores de obras, piscinas de espuma… Y la SuperBowl. El evento deportivo que mayor dinero mueve en todo el planeta viaja por un día a Moncada. Y es que en la Crazy Race sufriremos un placaje como si estuviéramos en la gran final del Fútbol Americano.

La próxima cita de la Crazy Race, en Moncada.

La Iberian Race, la carrera más patriótica

La Comunidad Valenciana parece haberle cogido gusto a esto de las carreras de obstáculos y después de añadir a Valencia la Spartan Race y de celebrar en Moncada la Crazy Race, Gandía acoge cada verano la Iberian Race, una carrera que parece ser un acto de homenaje a aquellos guerreros incansables en épocas de luchas y de batallas diarias. Como ocurre en la Spartan Race, la Iberian Race nos ofrece varias opciones a la hora de participar: Eagle Challenge (6 kilómetros y 15 obstáculos) y Wolf Challenge (11 kilómetros y 21 obstáculos). El requisito, acabar la carrera.

Como toda carrera, la Iberian Race busca su diferenciación y la encuentra gracias a que ninguno de los participantes sabe a los obstáculos a los que se va a enfrentar. Solo se informaron en la anterior edición de algunas de las pruebas en los días previos a la competición, pero sigue siendo una sorpresa total. Así pues, parece más importante preparar a nuestra mente que a nuestro cuerpo para poder hacer frente a lo desconocido.

Etiquetas: Spartan Race 2015

También te puede interesar

Comentarios