Pronador/Supinador, ¿cómo saber cuál es tu pisada?

Tienes dolores en las rodillas y calambres en las piernas pero no sabes por qué, ¿has analizado tu pisada? Descubre cómo es.

Muchas veces, cuando queremos empezar en un deporte, nos dejamos llevar por la emoción, cogemos las Adidas llenas de polvo que utilizábamos en los últimos cursos de colegio y nos lanzamos a comernos el mundo. Sin embargo, cada deporte tiene su calzado y, en el caso de la carrera a pie, los corredores profesionales insisten mucho en la necesidad de escoger unas buenas zapatillas para salir a entrenar. Una de las mejores técnicas para no equivocarte es acudir a que te hagan un análisis de la pisada y, así, que te diseñen unas zapatillas a tu medida. Porque sí, hay distintos tipos y lo que sucede en los pies, repercute a todo el cuerpo: descubre si eres pronador o supinador.

Eres pronador

Eres pronador si, cuando al pisar cuando corres, rotas el pie y apoyas con el interior del mismo, haciendo también que tus piernas queden más juntas.

¿Qué me puede pasar si soy pronador?

Como todo en la vida, la pronación únicamente es mala si es en exceso, esto es, si pecas de sobrepronación. Como una vez giras el pie hacia dentro, también lo hacen tus rodillas y tu cadera, puedes provocar la sobrecarga de distintas partes de tu cuerpo. Algunas de las lesiones que entonces puedes contraer son:

  • Periostitis tibial.
  • Dolor de espalda.
  • Pinchazo en las rodillas.
  • Alteraciones en el menisco.
  • Dolor en la zona lumbar.

¿Puedo corregir la pronación?

Lo primero que tienes que hacer para poder dejar de ser sobrepronador, es mejorar tu técnica de carrera. Acude a un especialista que te enseñe a pisar bien y corrige la postura. Además, refuerza zonas de las piernas como los gemelos y las pantorrillas.

Y lo segundo, las zapatillas. Compra unas que tengan un refuerzo en la parte interna de modo que sea más sólida y haga al pie pisar más con el otro área, de manera equilibrada.

Eres supinador

Por el contrario, corres con las piernas separadas y pisando con la zona exterior del pie si eres supinador.

¿Qué me puede pasar si soy supinador?

Si eres supinador, correr el riesgo de sufrir algunas de las lesiones más comunes de los corredores:

  • Fascitis plantar.
  • Calambres en las piernas.
  • Esguinces de tobillo.

¿Puedo corregir la supinación?

Además del refuerzo de la zona exterior de la zapatilla como se hace al contrario para corregir la pronación, deberás acudir a un podólogo y quizá lo más recomendable es el diseño de unos zapatos ortopédicos hasta que el problema esté corregido.

Y, por supuesto, corregir la técnica de carrera.

¿Y si no coincido con ninguna de las anteriores?

Entonces, ¡enhorabuena! Eres neutro, lo que significa que tu pisada es plana y, por tanto, ni la parte externa ni la interna de tu pie sufrirán sobrecarga y evitarás sufrir cualquiera de las lesiones anteriores.

También te puede interesar

Comentarios