Raúl Gil, deportista paralímpico: “El Triatlón me ayuda a descubrir nuevos límites”

Raúl Gil, campeón de España en 100 y 200 metros lisos en el deporte adaptado, quiere seguir conociendo sus límites con el Triatlón.

El mundo del deporte, como todo en esta vida, también tiene una cara B. Una cara desconocida para muchos pero que suele tener unos éxitos iguales o superiores que los que llenan portadas y generan focos y focos de información. Hablamos del deporte paralímpico o deporte adaptado, un espacio en el que las personas con problemas físicos pueden cumplir su sueño de competir al más alto nivel. En ‘DeporLovers‘ ya hemos hablado del caso de Santi Sanz, pero hoy buscamos el lado más personal con una entrevista a todo un campeón de España.

Raúl Gil (Valencia, 1981) sufre una parálisis cerebral desde su nacimiento, algo que no le ha impedido disfrutar del deporte y de hacerlo al máximo nivel. Especializado en la velocidad, Gil fue campeón de España en 100 y 200 metros lisos por Selecciones Autonómicas representando a la Comunidad Valencia y subcampeón también de España ya en la prueba individual. Ahora, en busca de nuevos límites, Gil disfruta conociendo el Triatlón y nos los cuenta en ‘DeporLovers’.

Deporlovers: Investigando tu historia y tus logros hemos visto que toda tu vida está ligada al mundo del deporte, pero siempre en el Atletismo y ahora en el mundo del Triatlón. ¿Cuándo surgió el interés en el deporte?

Raúl Gil: Empecé ya desde muy pequeño, con ocho años. Lo hice por mi cuenta yendo a una piscina hasta los 12 años y luego, mediante asociaciones, conocí la Federación de Deportes Adaptados de la Comunidad Valenciana. Gracias a este tipo de asociaciones pude disfrutar del fútbol y del fútbol 7, aunque tras varios años compitiendo me lancé al Atletismo ya con 21 años.  Me especialicé en velocidad (100 y 200 metros) durante siete u ocho años ya cambiando al Triatlón.

D: Casi ocho compitiendo en el mundo del Atletismo para cambiar por el Triatlón. ¿Qué te llevó a cambiar tu especialidad y qué te aporta el Triatlón que lo hace más atractivo que la velocidad?

R.G: El Atletismo llegó a aburrirme. Mis marcas no eran las mismas y ya poco podía mejorar debido a mi edad. Fue entonces cuando un amigo me habló del Triatlón y mee comentó la formación de un equipo para este tipo de competiciones (AVANT). No lo pensé demasiado  y decidí apuntarme al primer Triatlón de Valencia, aunque lo hicimos por relevos. Todavía no estaba preparado para una competición completa. Yo hacía bici y carrera y me gustó, básicamente. Desde ese momento estoy en el Triatlón porque me aporta más cosas que el atletismo. En los 100 y 200 metros ya conozco mis marcas y mis límites, en el Triatlón no. Me motiva mucho más el hecho de poder seguir descubriendo mis límites.

RAUL III

D: Uno de los motivos de ese aburrimiento que te llegó a generar la modalidad deportiva en la que habías sido campeón fue la excesiva dificultad para poder acceder a los Juegos Paralímpicos de Pekín. ¿Las marcas que pedían en velocidad para llegar a las Paralimpiadas eran irreales?

R.G: Para llegar a los Juegos Paralímpicos de Pekín me pedían una barbaridad. La marca exigida para poder competir en Pekín era de 11 segundos cuando Usain Bolt venció con un tiempo de 10.20 segundos. Yo era capaz de correr los 100 metros en 16 segundos. Ni siquiera mi compañero de entrenamiento, que era el favorito de la Comunidad Valencia, pudo llegar a la marca. Con este tipo de actos consiguen que la gente no pueda llegar a las Olimpiadas y así se ahorran tener que pagar el viaje, los gastos de estancia, las famosas Becas ADO….

D: Este tipo de actos refleja la falta de atención que recibe un deporte tan exitoso en España como el deporte paralímpico o deporte adaptado. Como un atleta paralímpico que ha sido Campeón de España, ¿qué crees que necesita esta modalidad deportiva para tener el respeto que se merece?

R. G: Falta mayor profesionalización y mayor información sobre deporte paralímpico. Hay cierta profesionalización, pero no la suficiente. El hecho de ser un deporte minoritario conlleva que no se promocione como se debería. No hay sponsors, hay pocos entrenadores… De hecho, en las competiciones siempre acabamos compitiendo los mismos y los entrenadores se van cayendo. Así, la competición paralímpica solo hace que perder atractivo. Lo único que tienen que hacer es promocionar más este tipo de deporte. En las Paralimpiadas es donde conseguimos más medallas. Hay medios, pero no los suficientes.

D: Ante situaciones de este tipo aparecen equipos como AVANT, al que tú perteneces desde que descubriste tu renovada pasión por el Triatlón. ¿Qué tipo de ayudas ofrecen clubes de este tipo al deporte y al deportista paralímpico?

R.G: Avant es un club para todos pero especializado en gente con discapacidad. Avant nace con el aval de una fábrica de productos lácteos en Albacete que le da mayor posibilidad a la hora de ofrecernos ciertas ayudas. Así, este club nos subvenciona un tanto por cien el equipo. Nos pagan las pruebas de Triatlón que se disputan en el periodo entre los meses de octubre y de agosto, nos financia las inscripciones también por representar al equipo en el Campeonato de España y también nos ayuda con productos como el equipaje.

D: Entrando ya en un plano más personal, ¿qué te aporta el deporte a tu vida normal? Algunos lo utilizamos para desconectar, otros para competir…

R.G: Nunca he enfocado el deporte como una competición como tal sino como un hobbie, una simple afición. Además, el Triatlón es muy duro para mí. No puedo competir con alguien que lleva toda la vida. Para mí es un reto, una afición, una manera de salir de la rutina y de desconectar, de conocer a gente nueva… Y si da la casualidad que fuera campeón, pues mejor que mejor. Eso que me llevo.

RAUL ACABANDO

D: En el mundo del deporte todos tenemos momentos que recordamos, tanto buenos como malos. Una victoria, una derrota o un simple debut. ¿Qué recuerdas con más alegría y con más tristeza desde que compites?

R.G: He sido campeón y subcampeón de España (2010), he estado en mitines en Marruecos y en Alemania con la Selección Española. El hecho de no haber conseguido nada a ser campeón de España es la mayor satisfacción de todas. El peor momento lo viví en Pontevedra, en el Campeonato de España en Duatlón. Tuvimos que ir desde Valencia hasta allí en coche y a falta de 2 kilómetros para el final me caí dañándome toda la parte izquierda. La impotencia de no poder haber acabado solo por 2 kilómetros cuando todos mis compañeros habían terminado fue la mayor sensación de impotencia.

D: Y más allá del momento duro en esto del Triatlón, ¿qué dificultades se puede encontrar un deportista paralímpico más allá de las obvias?

R.G: En este deporte en el que tenemos que combinar la natación, la bicicleta y el atletismo en cada prueba tenemos que tener a un voluntario que nos ayude con, por ejemplo, la equipación. Yo necesito que un voluntario que me acompañe para poder ponerme el casco o quitarme el neopreno.

D: Con 34 años y desde los 8 practicando deporte, compitiendo al más alto nivel desde los 20 años, ¿se marca Raúl Gil una fecha para dejar de competir?

R.G: ¿Parar de competir? Hasta que el cuerpo aguante.

 

Etiquetas: Triatlones

También te puede interesar

Comentarios