Conoce a Robert Mayoral

Robert Mayoral, triatleta: “Nunca llegamos a conocer nuestro límite”

Detrás de las competiciones de triatlón hay más que un simple resultado. Descúbrelo con Robert Mayoral, triatleta amateur dispuesto a batir su propio récord.

Actualizado el 21 de agosto de 2015

Más de 500 pruebas corriendo, nadando y marchando en bici son lo que resumen el amplio currículum deportivo de Robert Mayoral, un triatleta amateur de 39 años que llenó con estas tres disciplinas el vacío que sentía practicando de pequeño deportes como el fútbol o el tenis: superarse a sí mismo. Porque él no quiere combatir contra nadie, no persigue la victoria o el mejor resultado en las competiciones, él prefiere luchar contra sí mismo y batir su propio récord personal.

Con 21 años realizó la primera prueba de esta categoría que marcaría el principio de su especialidad por ello no dudó en participar en multitud de ocasiones, entre ellas destacando 30 de distancia Ironman y un Doble Ironman. Ahora bien, su afán por progresar está todavía lejos de culminar.

DEPORLOVERS:  Desde bien pequeño has sido un aficionado al deporte practicando los más veteranos como el fútbol, tenis o frontón. ¿Cuándo te diste cuenta de que tu sitio estaba en los deportes más extremos (ultra de running, triatlón, ciclismo y natación)?

ROBERT MAYORAL: Me decanté por el triatlón cuando empecé a buscar alguna cosa que me llenara más. Empecé a tomarme el running, la natación e ir en bici como deportes de superación personal. No quería competir contra nadie y lo que buscaba era siempre luchar contra mi mismo. Me aportaba mucho más que un deporte colectivo donde juegas buscando la victoria o un deporte individual que ganas o pierdes. Considero que con el triatlón aunque no ganes una carrera puedes ganar algo más, por ejemplo la satisfacción personal que te da batir una marca tuya. Hay más cosas que un simple resultado.

robert mayoral 4

D: ¿Cómo fue el proceso de adaptación a este cambio drástico de modalidad deportiva?

R. M: No tiene nada que ver un deporte como el fútbol con el triatlón. Por tanto, el proceso de adaptación conlleva mucho tiempo. En inicio me lo planteé como un reto personal en un primer triatlón sprint. A partir de ahí cada vez buscas perfeccionar un poco más los entrenamientos y los tiempos que vas obteniendo.

D: ¿Cuándo te viste preparado para convertirte en un Ironman? Pues se trata de una hazaña que no todos los aficionados al triatlón pueden presumir de completar.

R. M: Mi primer Ironman fue en Frankfurt en el año 2002. Ya llevaba algunos años haciendo triatlones y duatlones. Pero mi trabajo anterior no me permitía entrenar lo que requería. Fue a raíz de un cambio de trabajo cuando pude permitirme reforzar los entrenamientos y plantearme el triatlón en serio.

D: ¿Cómo viviste este primer reto deportivo tan extremo? 

R. M: Para mi fue muy especial y siempre lo recordaré como el primer Ironman. Antes no había tanta gente que hacía Ironman y ahora hay muchos triatletas que lo realizan. Mi experiencia en el 2002 fue para recordar porque me metí en ello sin realmente saber lo que me venía encima. Por ejemplo, en natación iba muy justo en distancia. El reto de superar 3.800 metros seguidos para mi era muy costoso. A la bicicleta no le tenía miedo porque había hecho tiradas largas y los 180 km no me preocupaban mucho. Pero la maratón después de los 180 km ya me preocupaba más. Aquí es donde quizá me llevé la decepción por no haberlo preparado como se merecía.

robert mayoral 10

D: Imagino que la mente se trata de un factor muy importante en pruebas de este tipo. ¿Cómo se trabaja la capacidad mental y psicológica?

R. M: La capacidad mental y psicológica aumenta a base de experiencia y de entrenamiento. En pruebas de larga distancia la mente juega un papel muy importante y más que el físico. Podríamos decir que el físico es un 30% y la mente un 70%. Si la mente no te acompaña el físico no va a tirar seguro. Para llegar al éxito personal hay que tener muy claro cual es tu límite u objetivo. Si te fijas un objetivo asequible a tus condiciones y lo consigues siempre te ayudará a motivarte.

D: ¿A qué crees que se debe la popularidad de los Ironmans?

R. M: Ayuda mucho la repercusión mediática que se le da. Marcas conocidas también han ido apostando más por esta prueba y darle difusión en revistas, vídeos y reportajes. También ha influido el boom de los nuevos deportes como el running o el triatlón. Podríamos decir que se trata de una moda que mucha gente practica de manera profesional y otros por afición.

D: ¿Cuál es la reacción de tus familiares cuando te inscribes en competiciones tan extremas?

R. M: La primera vez que llevé a mis padres a un Ironman y vieron la cantidad de personas que fueron a competir empezaron a verme menos raro. Pensaban que eso no podía ser normal y que no era sano. Pero hasta que no lo vives no lo puedes entender y piensas que es una locura. Para la gente que no está preparada quizá le parezca una locura, pero para la gente preparada es una prueba más.

D: ¿Cuál es el obstáculo más grande al que te has enfrentado en alguna competición?

R. M: El obstáculo es uno mismo. La mente. Cuando piensas en negativo difícilmente conseguirás resultados positivos. La clave es saber en cada momento la competición que afrontas y saber si llegas con los deberes hechos y conocer los límites de cada uno.

robert mayoral

D: En tu blog mencionas que hace poco te has lesionado del dedo del pie. ¿Cómo te encuentras actualmente?

R. M: Hace 15 días en la transición de un triatlón hice un movimiento con la bici y me partí una falange del dedo. Es una fractura difícil de curar y cuesta hacer vida normal. Pero gracias a Dios nunca he tenido una lesión grave o importante.

D: ¿Cuáles son los próximos retos deportivos que te gustaría alcanzar?

R. M: En un futuro próximo quiero cruzar el estrecho de Gibraltar. Si todo va bien lo haré dentro de un mes. Es un sueño deportivo que siempre me ha gustado hacer desde que empecé a nadar. Por otro lado, el sueño de cualquier triatleta de larga distancia es clasificarme en algún Ironman e irme a Hawái. También me gustaría hacer un Triple Ironman porque me gustó mucho la experiencia del Doble Ironman.

D: ¿Consideras que hay gente entusiasmada con este deporte pero que le pierde el respeto al esfuerzo que supone y se inscribe en las pruebas sin suficiente preparación previa?

R. M: Sí. Hoy en día mucha gente prueba una carrera de 10 km que le gusta y le resulta fácil y van a por la maratón, cuando no es lo mismo. Una maratón no son dos media maratones sino que es algo más. Es verdad que se le pierde un poco el respeto a la distancia y a la dificultad. Siempre vamos al extremo y luego ocurren accidentes en las carreras porque realmente no están preparados.

D: ¿Es un deporte reconocido y compensado económicamente como se merece? ¿De qué manera podríamos cambiar la estratificación deportiva y equilibrar la importancia de los deportes?

R. M: A pesar de que con los años se va reconociendo más y remunerando mejor, nunca llegará a ser igual que los deportes como el fútbol o el tenis. Con todos los respetos, para mi no requieren del mismo esfuerzo que una prueba de triatlón. Pero estos deportes tienen mayor repercusión y seguimiento por parte de las marcas.

D: Tras la consecución de marcas memorables en las pruebas, ¿qué se te pasa por la cabeza? ¿Has superado tus límites? 

R. M: Pienso que lo límites no existen. Con entrenamiento, constancia, sacrificio y auto confianza podemos llegar muy lejos. No llegamos a conocer nunca el límite. Es cuestión de uno mismo que decida hasta donde puede y quiere llegar o crecer como deportista.

D: Un deportista multidisciplinar como tú, ¿tiene preferencia por correr, nadar o ir en bici? ¿sabrías escoger? 

R. M: Al final siempre se acaba prefiriendo una cosa u otra. Al principio me gustaba mucho la bicicleta y entrenaba muchas horas de bici. Tenía un nivel bastante mejor. Ahora disfruto más nadando y este es mi punto más fuerte. La bicicleta no se me da mal y la carrera sigue siendo mi punto más débil.

D:  ¿Cómo describirías la participación de las mujeres en este deporte?

R. M: Cuando empecé hacían competiciones ciclistas que a lo mejor venían tres o cuatro chicas y no tenían vestuario propio y lo compartían con nosotros. Ahora incluso hay momentos que se pueden equiparar. Habrán un 40% de chicas y 60% de chicos. Cada vez hay más mujeres que participan en Ironmans.

D: ¿Es caro o barato practicar triatlón? 

R. M: Barato no es. Hacer un deporte tiene su coste. Hay variedad de marcas y de productos. Quien se compra unas zapatillas de 20 euros no es lo mismo que unas zapatillas de 150 euros. Cuanto más te vas aficionando y más rendimiento quieres sacar pues más inviertes en mejor material.

D: ¿Cuál es el mensaje que te gustaría transmitir para motivar e incentivar a los aspirantes en triatlón?

R. M: Que lo prueben y que lo sientan. Que se dejen llevar. Ya verán como el gusanillo de querer superarse a ellos mismos les llevará a meterse de lleno en el deporte y seguir progresando en distancias y marcas. Una vez lo prueban no es tanto como parece desde fuera. Es un deporte que engancha y te hace seguir.

D: Los aficionados ven a los triatletas como deportistas con una especie de súper poderes. ¿Todo el mundo es capaz de practicar el triatlón? ¿Qué cualidades son necesarias?

R. M: Todo el mundo puede acceder pero cada uno tiene que saber sus metas y objetivos en consonancia a sus condiciones.

robert mayoral

Etiquetas: Triatlones

También te puede interesar

Comentarios