¡Rompiendo límites! El niño con parálisis cerebral que finalizó un triatlón

Bailey Matthews tiene 8 años y su gesta corriendo una de las pruebas más difíciles de las cuestiones le ha convertido en una leyenda de motivación.

En Deporlovers.com nos hemos propuesto motivarte y ayudarte a conseguir tus objetivos. ¿Cómo? Muy sencillo. Cada semana encontrarás un artículo en esta web que te levantará en tus peores momentos. Será lo que te ayude a caminar cuando ya no te quede aliento por consumir.

A través de una selección de los mejores ejemplos en el deporte, en esta web podrás encontrar los mejores casos de motivación y superación, que te ayudarán a crecer como persona, deportista y comenzar a creer más en ti.

El vídeo que conmocionó al mundo: Bailey Matthews finalizando un triatlón

La historia de Bailey Matthews, el niño con parálisis cerebral

Todos sabemos lo que significa ponerse a correr después de mucho tiempo parado, o lo que es peor, cuando no se tiene experiencia en lo que hacemos. La fatiga, el cansancio y los dolores nos acompañan en cada metro de nuestro trayecto, provocando en nuestro cerebro una sensación de incapacidad que nos hacer plantearnos nuestra valía para el deporte, o para la meta que nos hayamos puesto.

bailey matthews paralisis cerebral

Quizás sea el momento de pensar en aquellos que lo tienen más difícil que tú. Por ejemplo, aquellas personas que viven limitadas por una enfermedad.

Es el caso de Bailey Matthews, un niño de 8 años que vive desde que tenía 18 meses con parálisis cerebral. Su vida fue muy dura desde ese momento. Según cuentan sus padres, ha aprendido a caminar 4 veces diferentes, con todo lo que eso implica de esfuerzo, horas y ganas.

Todo cambió cuando Bailey comunicó a sus padres sus deseos de participar en el Triatlón de New Yorkshire en Inglaterra. ¿Cómo lo iban a hacer? Sus padres estarían a su lado, pero también el andador (amigo inseparable y obligatorio del niño), además de su parálisis.

Con fuerza de voluntad y ganas, la familia se enfrentó al reto que suponía un triatlón, con una distancia total de 4 kilómetros 400 metros. 100 metros a nado, 4 kilómetros en bicicleta y una carrera de 1’3 km.

La fuerza de un sueño de superación

El final de este sueño de crecimiento personal fue lo más recordado de este reto: Bailey estaba tan orgulloso de sí mismo cuando iba a cruzar la línea de meta que soltó su andador y decidió cruzar la línea de meta utilizando solo la fuerza de su cuerpo y de sus piernas.

El público ovacionó a este niño que ya se ha convertido en leyenda del deporte. Sus padres se fundieron en un abrazo eterno con él cuando todo acabó.

El sentimiento que les embargaba era más que orgullo: era haber acompañado a su hijo en una carrera que era una metáfora de su vida, llena de obstáculos y problemas, y que por una vez, la felicidad y la superación lo conquistaba todo.

Etiquetas: Motivación deportiva

También te puede interesar

Comentarios