Sandra Corcuera, tetracampeona de retrorunning: “gastas un 50% más de energía”

En España no lo conocemos mucho, pero en otros sitios de Europa el “correr hacia detrás” es popular. Hablamos con Sandra Corcuera, 4 veces campeona del mundo.

Sandra Corcuera ha estado vinculada al deporte desde que era niña, pero en 2007 una carrera popular llamada retrorunning, le cambió la vida. Actualmente, Sandra es tetra campeona mundial en “correr hacia detrás” y va camino de romper la marca femenina en una maratón de retrorunning. Hemos hablado con ella y nos ha desvelado los secretos de esta particular disciplina deportiva.

DEPORLOVERS: ¿Antes de hacer retrorunning, qué hacías?

SANDRA CORCUERA: Desde pequeña siempre he hecho deporte: hacía ballet, gimnasia ritmica, gimnasia correctiva, natación… y a partir del año 2000 fue cuando empecé a correr, cuando empecé con el atletismo. Mi manera de comenzar fue muy curiosa, yo trabajaba en el metro de Barcelona y era jefe de estación, mi función era la de cerrar la estación a última hora, a las 12 de la noche. Para quitarme el estrés, que digamos, pensé en volver a casa corriendo y entonces cerraba la estación, cargaba la mochila y salía corriendo. Así empecé.

D: ¿Qué te llevó a correr hacia detrás?

S. C: Como he dicho, yo corro desde el 2000 y lo que hago es coleccionar carreras populares de Barcelona. Entonces en el verano de 2007, buscando por Internet una carrera nueva, vi una carrera que ponía “retrorunning”. Al principio por el nombre no le di importancia, hay nombres tan raros de carreras en inglés que ni lo pensé… Me planté allí con mi marido y nuestra sorpresa fue que había que correr hacia atrás y descubrimos que el nombre quería decir eso, ¿no?, “retrorunning” significa correr hacia detrás. Había pocos participantes, fue más bien una carrera popular que había organizado unos amigos, allí no había nadie que corriese hacia atrás. Fue una odisea, 1 kilómetro y medio que se hizo eterno. Fue un desastre, de correr hacia atrás nada, ahí estábamos todos mirando todo el rato. Pero bueno, la terminé y ese fue el inicio.

Después de esto fue cuando yo empecé a ver los beneficios de este deporte, de correr hacia detrás, porque en algunos países ya se practica. Entonces a mis entrenamientos normales fui añadiendo unos 15 minutos hacia atrás, como complemento al entrenamiento. Luego me enteré de había mundiales, me informé y preparé durante un año para el mundial. Como ya practicaba más o menos unos 15 minutos diarios dije, voy a internar hacer un entrenamiento específico con mis conocimientos, mirando vídeos por Internet de profesionales alemanes y perfeccionando la técnica. Me presenté y dije: “pues oye, ¡casi se me da mejor que correr hacia delante!” (ríe).

Sandra Corduera, carrera popular

D: Las madres son las más precavidas, ¿qué le dice una madre a su hija cuando esta le cuenta que va a correr hacia detrás?

S. C: Dijeron: “mira, ¡otra cosa de la Sandra!”. Porque como a mí siempre me ha apasionado correr y he hecho carreras de todo tipo como cross, montaña, duatlón, triatlones… de todo. No le dieron importancia, la verdad.

D: Cuéntanos un poco cómo es ese entrenamiento específico de retrorunning.

S. C: Yo solo compito cada dos años porque es cuando se celebra el mundial y durante el año en España no hay competiciones de retrorunning. En Alemania e Italia sí que tienen circuitos de carreras y durante el año allí se compite. Yo quería ir este verano a Italia pero al final no ha podido ser. Así que hay que centrarse ya para el año que viene, que es el mundial. El entrenamiento es muy similar a un entrenamiento para una prueba hacia delante, pero hacia detrás: series, rodaje, técnica de carrera… y sobre todo muscular. El gimnasio es muy importante porque hay que desarrollar la musculatura antagonista, hay que reforzarla más porque es la principal.

D: Precisamente por eso de trabajar la musculatura trasera que no utilizamos tanto de normal y por lo de ser algo “antinatural”, ¿hay más lesiones en el retrorunning que en la carrera “normal”?

S. C: No, son menos porque hay menos impacto en la rodilla. Yo antes siempre me estaba lesionando y tenía que hacer parones y desde que hago retrorunning me lesiono menos. Esto me refuerza la parte que queda más débil al correr hacia delante y entonces el cuerpo en general queda más tonificado, te ayuda y al correr para delante luego se nota más reforzado.

D: ¿Y cómo se practica el “no saber por dónde vas”? ¿hay alguna táctica?

S. C: Lo principal es la técnica. Tener la técnica bien cogida y practicar mucho, mucho, mucho. A medida que ya lo tienes practicado ya no tienes tanta necesidad de mirar hacia detrás porque, por ejemplo, mejoras el equilibrio. También hay que practicarlo en zonas controladas, no puedes salir a la calle a hacer retrorunning porque hay peligro y te puedes hacer daño, hay que hacerlo en una pista de atletismo o circuitos de tierra que conozcas tú y no pase mucha gente… y ya te guías tú por las líneas de la pista de atletismo o por piedras que te puedas ir poniendo tú para ver por dónde vas.

Sandra Corduera, entrenando retrorunning

D: ¿Alguna vez has tenido alguna caída grave que haya hecho pensarte el dejarlo?

S. C: Nunca. Solo ha habido una vez que haciendo una demostración para una entrevista de radio me puse a hacerlo en la calle y claro, me choqué contra una moto (ríe) En la calle no se puede hacer esto, eh.

D: ¿Con quién entrenas? ¿igual que hay club de running, gente que queda para ir a correr, los hay de retrorunning?

S. C: No, aquí no. Yo entreno con mi marido, que me hace un poco de entrenador. Si es un circuito de tierra, yo voy corriendo hacia detrás y el corre a mi lado hacia delante, me hace un poquito de guía y entre los dos vamos haciendo un poco.

D: Has dicho que con el paso de los años te has dado cuenta de que casi se te da mejor correr hacia detrás que hacia delante, ¿dirías que el retrorunning es más difícil que la carrera corriente?

S. C: Sí, eso es verdad. Además, gastas un 50% más de energía porque el esfuerzo es mayor. A parte que tienes que estar más concentrado, también es más duro porque la musculatura gasta mucho más, en las piernas se nota mucho.

D: ¿Has conseguido enganchar a alguien?

S. C: No… la verdad es que mucha gente me ha dicho que lo ha probado pero que han acabado diciendo que es muy complicado, que no aguantan más de 2 minutos (ríe) Pero es que al principio cuesta, yo también digo siempre que hay que comenzar con lo básico, andando hacia detrás, hacer la técnica primero, luego alternar unos minutos andando y otros corriendo y ya ir aumentando poco a poco. Porque luego no gusta, me canso, me caigo… es normal.

D: Cuatro veces campeona del mundo, ¿qué te queda conquistar con el retrorunning?

S. C: Me quedan dos años muy duros. El año que viene es el mundial  y quiero subir distancia, hasta ahora he competido en 5.000 y quiero competir en 10.000 y la media maratón. Pero todo de cara al 2017 que me gustaría hacer una maratón hacia detrás. Este mundial lo tomaría más bien como objetivo de a ver si soy capaz de competir estas dos distancias y no morir en el intento. Yo creo que si soy capaz, de cara a 2017, si no se puede 2018, hacer la maratón y el récord femenino, que está en 4h 42min.

Sandra Corduera, medallas

D: ¿Esperas ver en un futuro el retrorunning en algunas olimpiadas?

S. C: ¡Sí! Me lo preguntan mucho y siempre digo, ¿por qué? Al fin y al cabo es atletismo, es correr. Vas a la olimpiadas y ves pruebas que dices ¿por qué?, ¿por qué se tira la pértiga? Pues bueno, yo creo que sí, que con el tiempo se tiene que ir conociendo. Ya te digo, en Alemania, Francia, Italia y Dublín hay atletas profesionales y está reconocido. Aquí en España no está reconocido como deporte todavía y por lo tanto aquí solo está el inicio, pero allí se compite.

D: ¿Irías más allá del retrorunning y le meterías obstáculos?

S. C: No, no (ríe) yo ya, a mi edad, con conseguir lo que he dicho acabo contenta.

D: Ahora mismo andas buscando sponsor, ¿has tenido alguna vez uno?

S. C: No. De momento sí he tenido alguna propuesta, pero a día de hoy todavía no he recibido nada de interés total.

D: ¿Qué les dirías a los patrocinadores? ¿y a alguien que vaya a empezar en el retrorunning?

S. C: Pues mira yo soy una deportista que siempre he practicado el atletismo y que empecé con el retrorunning. Entro muy duro para preparar el mundial y tengo unos grandes objetivos: el primero ir al mundial, conseguir dos medallas de oro en 10.000 y media maratón; y en el 2017 hacer la maratón hacia atrás y batir el récord femenino.

El retrorunning se podría empezar haciendo como un entrenamiento complementario y luego, si gusta, ir entrenando esta disciplina específicamente poco a poco y tomárselo más en serio.

También te puede interesar

Comentarios