Alfredo Varona, autor de ’42 KM para amar el maratón’: “Quise trasladar un maratón a la página impresa”

Consejos para correr, distancias idóneas, calzado perfecto… Pero el Running y el maratón van más allá. Pese a que algunos lo hayan convertido en moda, para otros es una pasión. Y uno de los más apasionados es Alfredo Varona, autor de ’42 kilómetros para amar el maratón’.

Running y maratón, dos pruebas que no hacen más que crecer y expandirse a niveles insospechados. Salir a correr ha pasado de ser algo extraño a convertirse en una religión. La gente que practica este tipo de deportes habla de la superación personal o de la desconexión de la agotadora rutina que azota nuestras vidas, pero eso no quita que la moda haya ayudado al hecho de salir a correr. Por eso, en ‘DeporLovers’ hemos querido ir un paso más y buscar el lado más puro del Running y del maratón.

En nuestro serial de entrevistas hemos hablado con todo tipo de deportistas: atletas, atletas paralímpicos, campeones de la Spartan Race… Pero hemos buscado el otro punto de vista, el de la mezcla entre la literatura y el deporte. Alfredo Varona es el autor del libro ’42 kilómetros para amar el maratón’ y hoy repasa esa unión perfecta entre literatura y deporte.

Deporlovers: En el mundo de la literatura hemos visto muchos libros de deportes consolidados, así como el fútbol o el baloncesto. Leyendas que han marcado el camino hacia nuevas generaciones, por lo que es extraño encontrarse este tipo de libros. ¿Qué es lo que te motivó a escribir ’42 kilómetros para amar el maratón’?

Alfredo Varona: Lo que me motivó para escribir el libro fue la pasión tanto por el maratón como por la escritura. Para mí, correr y escribir es algo terapéutico y me regalan momentos entre los que hay ciertos paralelismos. Son cosas que nos gustan pero que nos permiten moldearlas a nuestra manera y a intentar mejorar. Por eso escribí el libro.

D: El escritor siempre busca transmitir algo con sus letras, con sus libros. Sentimientos que se generan con solo pasar de página. ¿Qué nos transmite este libro?

A.V: Lo que quise trasladar es crear un maratón impreso, contar todo lo que nos ocurre en una carrera tan larga y traspasarlo a la página impresa. En el maratón hay tantas historias que elegí un personaje para cada kilómetro siguiendo un hilo argumental. La carrera empieza en el kilómetro 1 y acaba en el kilómetro 42. Obviamente, la conversación que tuve con el personaje que aparece en el kilómetro 30 no es la misma que tuve con el del primer kilómetro. En el kilómetro 30 ya empezamos a vaciarnos y a sentir la verdadera dureza de un maratón.

D: Como hemos comentado antes, la literatura deportiva en España está copada por los deportes típicos, así como el Periodismo Deportivo. Sí que es cierto que este sector está creciendo y las librerías cada vez tienen mayor sabor a deporte, pero no sobre el Running o el maratón.

A.V: En mi opinión, el mercado está invadido de publicaciones o de libros que, sin desmerecer a nadie, se hacen casi a la carrera y con una fecha muy marcada. Yo trato de batallar contra eso con ’42 kilómetros para el maratón’. Escribir requiere paciencia, calma, hacerlo sin prisa. Cualquier libro, sea de la modalidad deportiva que sea, que cuente una buena historia merece estar en el mercado. Lo difícil, eso sí, no es escribir un libro sino que sea leído.

D: ¿Y lo has conseguido con tu libro?

A.V: La verdad es que la aceptación ha sido francamente buena. Para empezar, la primera edición que salió a la venta con 2.000 ejemplares ya está en la última fase. El mejor ejemplo de la aceptación está en las Redes Sociales. En Twitter, si escribes el título del libro aparecen más de 600 interacciones de gente que habla de él y lo hace con mucha generosidad.

D: Cuarenta y dos historias de maratón que nos acercan desde dentro una de las pruebas más duras del mundo del Atletismo. ¿Te quedas en especial con alguna de esas historias?

A.V: Hubo una conversación con Enrique Pascual, que fue entrenador de Abel Antón y de Fermín Cacho cuando fue campeón de 1500 m en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 que destacaría por encima del resto y que además resume el libro a la perfección: “El que hace un maratón, aunque llegue en el puesto 3000, es como si subiera al podio”. Esa frase define a la perfección el espíritu del maratoniano aficionado.

D: Ya entrando en el plano más deportivo y dejando a un lado tu lado de escritor, ¿cómo valoras el crecimiento que están teniendo modalidades deportivas como el Running o el maratón?

A.V: Una de las cosas que ayuda a la hora de hacer Running o salir a correr es el tiempo. Evidentemente salir a correr requiere menos tiempo que jugar un partido de fútbol o baloncesto. Además, tampoco necesitas compañía para poder hacerlo. Otro de los hechos que enriquecen el salir a correr es descubrir que el cuerpo te pide más, te exige más cada día. El Running o el maratón nos permite amar el esfuerzo, vivir pendiente de esa media hora en la que salimos a correr por encima de aquellos que dicen que es aburrido.

D: Sobre esa superación que ofrece el Running habla mucha gente. ¿Qué tiene que lo hace tan especial?

A.V: La superación personal es, simplemente, algo maravilloso que tiene el salir a correr. Este deporte nos permite utilizar mucho la cabeza y eso también hay que trasladarlo a la vida personal. Además, corriendo no te juegas un contrato”.

D: Pese al crecimiento y la expansión del Running y de los maratones, la cobertura informativa quizás no sea la esperada o deseada y ni mucho menos merecida. ¿Se merecen este tipo de deportes una mayor repercusión informativamente hablando?

A.V: Sin duda. Hasta la historia más anónima puede ser una gran historia. Si se sabe contar cualquier cosa puede ser un best seller. El problema es que se está popularizando mucho y se está yendo a la tendencia mercantilista. Cuando empecé a correr en el año 1992 en mi época universitaria, era algo excepcional. Corrí la San Silvestre Vallecana que son 40.000 personas y ahí no habían más de 500. El cambio es por una parte bonito pero por otra resulta exagerado”.

D: Hablamos del crecimiento del salir a correr, de las participaciones en maratones…. Podríamos decir que el Running es un deporte de moda, algo que sin duda puede ser un arma de doble filo.

A.V: Por supuesto. Están convirtiendo un deporte de salud en un deporte sanatorio. Para correr bien hay que aprender a hacerlo, hacerlo con razón, con cabeza como hemos comentado antes. Eso es lo que te permite luego correr más rápido, que al fin y al cabo es lo que queremos todos. Correr parece fácil pero no lo es.

D: Antes has hablado de la pasión por el maratón y de la pasión por la escritura, pero busquemos el lado más personal todavía en la última pregunta. ¿Podrías definir qué es para ti un maratón?

A.V: El maratón es la carrera más maravillosa del  mundo, un océano bello y peligroso, pero también tiene fecha de caducidad. Mi último maratón fue en el año 2007, donde me retiré con una marca honrosa. Ahora me suelo probar frente al cronómetro haciendo series con carreras de 10 kilómetros. Los años que vives al lado de un maratón tienes que vivirlos de la mejor manera posible.

También te puede interesar

Comentarios