Amarna Miller: “De lo que me enamoro yo es de una cabeza, no de un cuerpo”

Charlamos con una de las actrices del porno más famosas del mundo, la cual nos habla de su pasión por el deporte, del culto al cuerpo en la industria y de sus cuidados físicos y personales.

Antes que nos armemos más líos: Sí, es una porno-star. Y sí, sigues leyendo Deporlovers. Hoy nos ha parecido lo más correcto regalarte una entrevista en exclusiva con Amarna Miller, una de las personalidades más conocidas en el cine, aunque no comparta fama con Jennifer Lawrence, Penélope Cruz, o cualquiera de las chicas que se ponen delante de la pantalla en Los Ángeles. Aunque ella también resida allí. Y aunque también sea considerada de la misma profesión, y tenga premios (el Ninfa a la Mejor actriz).

Amarna Miller es otra historia. Desde que cumplió los 19 años, esta licenciada en Bellas Artes supo en su interior que quizás su pasión y uno de sus máximos placeres en la vida podría llegar a ser su profesión. Y así se concibió lo que es ahora una de las actrices de la pornografía más famosas del mundo. Sin dejar en ningún momento de lado la vertiente artística que afloró en ella desde joven.

Hoy nos ponemos del lado de Eros, ayudándonos de una experta en períodos históricos y épocas antiguas (su nombre proviene de una etapa histórica del tiempo del Antiguo Egipto). Amarna nos habla del cuerpo, del alma, del deporte y de la concepción que aún reside en nuestra sociedad y que esperamos que no te haya llevado a abandonar esta página: el pudor. Quédate y sorpréndete ante una mujer que tiene mucho que decir. ¡Bienvenida, Amarna!

Deporlovers entrevista a Amarna Miller

Fotografía realizada por Alberto Gamazo

Fotografía realizada por Alberto Gamazo

Deporlovers: Creemos que esta es una entrevista que mucha gente leerá a escondidas, o simplemente verá con recelo, simplemente por pudor. ¿Crees que en algún momento se superará la frontera que ubica a la pornografía en un lugar prohibido, o es el lugar donde debe estar?

Amarna Miller: “Pienso que desde hace unos años a esta parte el porno está empezando a verse como algo mucho más natural. De hecho, hay una moda alrededor de la pornografía, un poco desde que Sasha Grey se paso al mainstream (cine de masas). Ahora, reverbera mucho en los medios todo el tema de la pornografía, lo cual me parece bien, claro.

En cuanto a superar la fontera de que esté en un lugar prohibido creo que aún nos falta camino, básicamente porque la mayoría de la gente no entiende el sexo como algo natural, sino como algo que ocultar. Aún así, vamos por el buen camino, pero aún faltan unos años. Yo no creo que viva para este nivel de aperturismo sexual/mental”.

D: ¿Con qué es más recatada Amarna Miller? (Debe de haber algo)

A.M: “¡Uy, sí! Hay muchísimas cosas, de hecho. El hecho de que no me dé vergüenza estar desnuda delante de una pantalla no quiere decir que no sea recatada, o tímida, para muchísimas otras cosas. Por ejemplo, para ligar. No es que sea recatada, pero sí que me cuesta mucho dar el primer paso. No cojo nunca las indirectas, soy un absoluto desastre…

Aparte soy muy recatada a la hora de hablar de mí misma, a la hora de hablar de mis sentimientos, de mis emociones. Por eso mismo, mi blog me supone una somatización de mis pensamientos, de poder sacar hacia fuera cosas que tengo dentro y que haya gente que lo lea, es un sentimiento muy bonito. Pero me da miedo. Siempre que te abres al mass media o a un público en general te estás exponiendo a la crítica. Y cuando estás hablando de ti misma o de tus emociones, el hecho de estar expuesta hacia algo tan agresivo hacia ti misma, puede resultar peligroso. Pero lo hago y lo venzo”.

Deporlovers Amarna

Fotografía realizada por Nico Bertrand

D: En numerosas entrevistas has comentado que te encanta tu cuerpo, enseñarlo y poderlo exhibir. Eso nos recuerda mucho a la filosofía que siguen los fisicoculturistas. ¿Qué hace Amarna para mantener su figura, se machaca en el gimnasio también?

A.M: “Me gustaría puntualizar que siempre no me he sentido bien ni conmigo misma ni con mi cuerpo. De hecho, yo cuando empecé en el porno, cuando empecé a posar como modelo, tenía una imagen muy distorsionada de mí misma. No me sentía a gusto con mi piel, con mi cuerpo, con mis tetas… Pero el empezar a posar desnuda y el empezar a verme en fotografías o en vídeo me ayudó a simpatizar con la imagen real de mí misma.

Yo cuando empecé a ver fotos de mí misma, no creía que era yo. Pensa que era Photoshop, o que había mucho retoque. Poco a poco, y gracias en parte al porno, me vi en los vídeos guapa, seductora y sexy. Gracias a estos pasos empecé a sentirme bien en mi propia piel.

Y sobre lo del gimnasio… no, la verdad que no me machaco en el gimnasio. Hace algún tiempo hacía mucho ejercicio y estaba ‘fit’; con abdominales, como una chica fuerte….ahora no hago mucho deporte. Además, aquí en Los Ángeles, que es donde vivo ahora mismo, no vas andando a ningún sitio, vas siempre en coche. Lo noto muchísimo y engordo cada vez que vengo a América, no caminas de forma natural.

Aún así, me gusta mucho el deporte. Me gusta mucho ir de acampadas y hago senderismo todos los fines de semana. Me encanta el buceo, aunque lamentablemente no lo puedo practicar a menudo porque no suelo estar en lugares para hacerlo. Aún así, intento cuidar mi línea y comer bien. Es complicado hacer deporte cuando viajas tanto.

D: ¿Qué deporte es el que más excita a Amarna?

A.M: “Creo que me excita mucho ver a otra gente hacer deporte. Esto es muy sexy. Mi chico hace muchísimo deporte, hace CrossFit, halterofilia… y la verdad es que es un lujo verle hacer deporte, sudando, sexy… (risas).

A mí gustarme…de nuevo -qué pesada soy (risas)-, me gusta mucho el buceo. Me gusta ver los animales, la geología de debajo del agua, todas las cosas que no te das cuenta que están ahí abajo hasta que no te pones unas gafas. Y ahí ya te das cuenta que hay un mundo entero debajo, el cual nunca habías visto. Es como descubrirlo, verlo por primera vez: como si de un mundo paralelo se tratara”.

D: Leíamos en una de tus recientes entradas en tu página web, que te cancelaron un rodaje por estar “demasiado gorda”. ¿Los cánones de belleza vuelven a virar en esa dirección de delgadez abusiva?

A.M: “No. Personalmente, no lo creo. Se llevan las chicas con curvas. Creo que, sinceramente, di con un productor que era bastante imbécil, y que tenía una imagen de mí que no tengo en persona. Yo soy una chica con curvas. No soy una persona con muchas tetas o muchas caderas, pero no soy una ‘skinny girl’. Pienso que tenía unas expectativas que simplemente yo no cumplía.

Pero lo que de verdad me molestó de todo este rodaje ya no fue el que me lo cancelasen o no lo cancelasen, sino que el motivo por el cual me lo cancelasen fuera que estaban buscando un tipo de belleza heterogénea. Y esto es algo que yo critico a la industria porno. Al final se nos presenta un ideal de belleza como si fuera el único ideal de belleza que existiese. Cuando, en la vida real, esto no funciona así. Es un mundo muchísimo más diverso. Alguien es atractivo no dependiendo de si alguien tiene culo, o no. Lo que nos resulta atractivo, al final, es el conjunto de propiedades de esa persona: la cara, el cuerpo, sus proporciones… Por ello que me cancelaran el rodaje me pareció indignante. ¡Oye, que yo me siento guapa! Me veo con curvas, pero no me veo gorda.

Me parece curioso que alguien te pueda agredir de esa manera, porque al final no fue una conversación simpática. Y me hizo sentirme mal”.

Fotografía realizada por Jaure Mur

Fotografía realizada por Jaure Mur

D: ¿Qué deportes practica Amarna?

A.M: “Estoy aprendiendo a utilizar el ‘hula-hoop’, si esto cuenta como deporte (risas). ¡Estoy aprendiendo trucos y cosas muy divertidas! A parte de eso hago mucho buceo, mucho senderismo, mucho hiking, mucho trekking… E intenté infructuosamente aprender a escalar, aunque no descarto retomarlo. No lo hago más porque no encuentro sitios donde lo enseñen, aunque estaría encantada de hacerlo… Mi padre era escalador profesional cuando era joven y la verdad es que me arrepiento mucho de no haberle escuchado cuando era pequeña y me intentaba enseñar los trucos de escalada.

Hablando sobre los deportes que practico, me gustan los ejercicios de alta intensidad. ¡Me encanta Tabata! Y ahora… ¡me gustaría aprender algún arte marcial! Estaba mirando por Los Ángeles alguna escuela, por ejemplo de taekwondo.

D: ¿Hombre de GYM, hombre fofisano (digamos, la media mundial) u hombre totalmente despreocupado por su cuerpo? ¿Con cuál te quedas?

A.M: “Sinceramente, me quedo con la cabeza, no me quedo con el cuerpo. Si además hay una conjunción d que me gusta la cabeza y además me gusta el cuerpo, pues genial. Pero que me guste alguien mucho no tiene nada que ver con que sea más cachas o menos. Mi historial de relaciones, de hecho, habla por sí mismo. Salgo con personas como mi novio, por ejemplo, que está fibrado y he estado con personas que no cuidaban demasiado su físico.

A mí me da igual, de lo que yo me enamoro es de una cabeza, no de un cuerpo”.

D: Nos cuentas que tu novio es amante de la Farinato Race y la Spartan Race, dos de las carreras de obstáculos más famosas del mundo. ¿Cuándo veremos a Amarna en un circuito de estas características?

A.M: “¿A mí? (risas) ¡Lo dudo muchísimo! Cada vez que veo sus fotos me quedo ojiplática. Es demasiado para mí, además a mí no me gustan demasiado las competiciones. A lo mejor, eso sí, me veis animando a mi chico. Que, por cierto, ganó la Farinato de Barcelona con equipo mixto, así que “¡Enhorabuena, querido” (risas)”.

D: El culto al cuerpo tiene una antigüedad demasiado grande como para ponerla en duda. Elige un personaje histórico con el que te vuelvas loca.

A.M: “¡Uf!…sólo se me ocurren estatuas… ¿Me puedo quedar con el David de Miguel Ángel? Está muy bien proporcionado, tiene las proporciones áureas (risas)”.

D: ¿Cómo es un día en la vida de Amarna? ¿Te sientes más cómoda siendo Amarna o Marina?

A.M: “Bueno, esta es una diferencia que suelen hacer en las entrevistas, pero que yo personalmente no hago. Amarna y Marina son la misma persona. Yo no tengo un personaje dentro de las cámaras y otro en la vida real. Para mí todo es la vida real. Y la chica que ves foll**** delante de las cámaras, es la misma que en la realidad. Por supuesto, hay unos límites que yo misma tengo que imponer, como por ejemplo la intimidad y la privacidad. Por eso mismo utilizo un nombre artístico, porque el hecho de que yo quiera exponerme a ser un personaje público, no quiere decir que el resto de mi familia, o mi novio, sean personajes públicos.

¿Y mi día? Yo la defino como una entropía constante. No paro quieta, viajo por todo el mundo y me gusta estar en constante movimiento.  Soy adicta a la adrenalina, a estar fuera de mi zona de comfort. Así que cuando empiezo a tener rutinas, me aburro. Aquí en Los Ángeles que sí que estoy más estable, mi vida se compone de levantarme sobre las 7:30 horas, tomarme un buen desayuno proteínico. Trabajo con el ordenador unas cuatro o cinco horas (si no tengo rodaje), hago una comida gigantesca para toda la gente del piso donde estoy, y por la tarde aprovecho para hacer las cosas que me gusta hacer. Por ejemplo:  las clases de hula-hoop o, ahora, estoy aprendiendo a hacer un jardín en la trasera de mi casa.

Los días de rodaje me levanto bien pronto, me preparo uña, o pelo, lo que sea necesario, y al volver estoy tan cansada que no me apetece estar con el ordenador”.

D: Has rechazado escenas en tu trabajo por ser demasiado machistas. ¿Cómo se trabaja en una industria dominada por hombres en su mayoría?

A.M: “Bueno, es una pequeña lucha interna. Yo era una cosa que pensaba que me iba a resultar más complicada cuando empecé en el porno: el hecho de tener que lidiar con la objetivización de la mujer. Pero después, he de decir – a lo mejor he tenido mucha suerte en los rodajes que he hecho-…yo no lo veo tan machista. Es cierto que la mayoría de porno está hecho por y para hombres, pero yo tampoco trabajo con productoras muy grandes. Yo trabajo mucho con productoras alternativas, grabo muchos vídeos fetichistas…en realidad, no sufro tanto esa industria dominada por el patriarcado.

Cuando lo hago, no me supone un gran problema. Yo siempre pienso que simplemente estar eligiendo qué hago con mi cuerpo, qué escenas rechazo o acepto, ya me supone un acto de libertad tan grande que ya merece la pena”.

Amarna Deporlovers

Fotografía realizada por Nico Bertrand

D: ¿Cómo crees que podría avanzar tu industria? ¿Después de internet existe algún recoveco por donde pueda avanzar el porno?

A.M: “En el plano tecnológico yo quiero pensar que las ‘Oculus Rift’ van a dar un vuelco a la industria pornográfica. Creo que este año ya está saliendo la versión definitiva… En principio se hicieron para jugar a videojuegos en realidad virtual, tú te las pones y estás totalmente inmerso en una realidad alternativa.

Esto, aplicado al porno, quiere decir que tú te puedes sentir en el cuerpo del actor/actriz. Implica unas consecuencias muy, muy interesantes. No solamente en el plano sexual, que es divertido, sino de interacción con otras personas. Imagínate que te pones las gafas en una sesión de web cam… El espectador se pondrá delante de ti, virtualmente hablando.

Además, imagínate esto en personas que están en la transición del cambio de género. Podrían verse desnudos con el cuerpo del sexo del cual se sienten identificados. Me parecen unos avances espectaculares. Así que recomiendo una productora español que se llama ‘Virtual Real Porn’ que son pioneros en este material, y lo hacen genial. ¡Apoyadles!

Por último, a parte de hombres dirigiendo, que ya hay muchísimos, debería haber más mujeres dirigiendo, más transexuales, más lesbianas…que hayan más visiones de lo que es el sexo. Va haciendo falta renovar la industria, hacerla más cinematográfica”.

D: Eres una actriz que concede entrevistas y no tiene miedo a mostrarse en los medios convencionales, como por ejemplo en el programa de Risto Mejide ‘Al rincón de pensar’. ¿Crees que las estrellas porno están vetadas en los grandes medios bajo el miedo de recibir críticas?

A.M: “Completamente, y además te lo puedo decir de primera mano. Hay grandes medios de comunicación que estaban interesados en sacarme, por diferentes temas, y que al final se han echado para atrás por el tema del porno. A principios de este año, y no voy a decir nombres, me ofrecieron hacer una campaña publicitaria bastante importante para televisión, y se echaron hacia atrás en el último momento. Me parece una absoluta estupidez.

No estamos normalizando que cada uno puede dedicarse a lo que quiera y tener dos dedos de frente. Esto es un poco la dirección hacia la que va mi discurso: yo he elegido ser una trabajadora sexual con mi cuerpo, pero eso no quita que sea una persona inteligente, que lea, o que tenga gustos o intereses. Aunque me dedique al trabajo sexual, soy una persona interesante. Me duele decir ese ‘aunque’, pero a la gente le cuesta relacionarlo. La gente aún piensa: ‘si eres guapa no puedes ser lista’ o ‘si te dedicas al sexo es porque no tienes cerebro’. Son estas concepciones estereotipadas estúpidas, que sólo hacen que perpetuar el estigma.

Aprovecho para hacer un llamamiento a los grandes medios: ¡Contratadme, soy una persona interesante aunque esté en el porno!

amarna

D: Nacho Vidal es un referente en el mundo del porno, incluso su imagen ha traspasado ya la imagen prohibida de actor porno exclusivamente, para ser un rostro habitual en televisión. ¿Te gustaría seguir su mismo camino?

A.M: “Es una pregunta interesante. Desde luego, no quiero seguir el camino de nadie. Quiero formarme mi propio camino, y desde luego quiero ser algo más que una actriz porno, porque me considero más que una actriz porno. La pornografía es a lo que me dedico, pero no es lo que soy. Es como si te imaginaras que el panadero hornea pan en su casa también. El personaje que se ve en la pantalla es el personaje que me piden que cree.

A parte de que me gusta mucho el sexo, eso es obvio, tengo muchas otras cosas que decir. Me considero una persona inteligente, con conversación. Por ello me gustaría seguir su camino, pero en ese sentido, para no encasillarme en la pornografía. Pero, bueno, creo que no lo estoy haciendo. Trabajo en revistas, escribo, tengo mi propio blog, he sacado un libro…”.

D: Cuéntanos tus proyectos fuera del porno. ¿Estás interesada en alguna otra área profesional? ¿Volverías al mundo de la fotografía, del cual provienes?

A.M: “Bueno, nunca he dejado el mundo de la fotografía (risas). El hecho de que mi principal fuente de ingresos sea el porno no quiere decir que no siga haciendo el resto de cosas que me interesan. Por ejemplo, escribo en Primera Línea, Jot Down… ¡Y me encanta! Sigo trabajando en mis libros y en mi poesía, así como en las fotos. El mundo de la fotografía no lo he dejado en ningún momento. Documento todos mis viajes en fotos (en su web) y es mi vida. ¡Adoro la representación artística! Así plasmo mis ideas o lo que veo en un medio creativo.

Mis dos especialidades en la carrera (Bellas Artes) fueron la fotografía y el video-arte, y así es como entre en mi productora, Omnia X, donde empecé con el porno.

Hay una serie de cosas que se mantienen en el espacio-tiempo de mis gustos: la creación artística y los viajes. Así pues, sé que mi futuro personal y profesional estarán relacionados con esas dos áreas. Aún no sé en qué sentido, pero sigo trabajando en ello”.

 

También te puede interesar

Comentarios