El secreto de Bruce Lee que le cambió la vida y le hizo el mejor

Así era el entrenamiento y el pensamiento de uno de los mejores luchadores de Kung Fu de la historia.

El artículo que leerás a continuación contiene información recogida en Blitz, acerca de una entrevista con el Maestro William Cheung (amigo de la infancia de Bruce Lee).

jackie

Adolescencia marca por el Kung Fu

A la edad de 14 años, Lee ingresó en la Escuela de Wing Chun, introducido por su buen amigo William Cheung. Cuando llevaba un año de prácticas, su mejoría era notable, y el destino quiso que Cheung tuviera que encargarse del entrenamiento de Lee. Como superior, su mejor amigo sería el responsable de formarle.

Estos fueron las características que demostró Bruce Lee para ser un buen luchador:

1. El Corazón

Hay que mantener la calma en situaciones de nerviosismo. En una lucha siempre hay que tener deseo de ganar.
“No importa lo que desees hacer, no estés nervioso
(no debes dejar que tus músculos ni tú mente se vean afectados por los nervios).
Simplemente mantén la calma.
Sin ilusión y sin imaginación,
pero comprende la situación actual que te encuentras y busca la manera de hacerle frente.
No se necesita una acción excesiva. Justamente mantén tú cuerpo y mente relajada
para hacer frente a la emergencia exterior “. – Bruce Lee.

2. Los Ojos

La visión es la mejor arma que tiene un luchador. Antes de la lucha, el contrincante deberá ser escudriñado totalmente para no perderse ni un factor que pueda ser determinante posteriormente.

Asimismo, en ningún momento deberás parpadear o girar tú cabeza, porque sería regalar el instrumento más importante para ti mismo.

3. Equilibrio

El practicante debe desarrollar acondicionamiento para que sus piernas no se rindan bajo una presión extenuante.

4. Innovación

Se cuenta que en los años 50, los chinos eran artistas marciales muy conservadores. Existía el pensamiento de que el entrenamiento con pesas ralentizaba la velocidad del practicante.

Bruce encontró la manera de innovar y demostrar que existía equivocación en este pensamiento. Él comenzó su programa con grandes pesos y bajas repeticiones primero, luego la reducción de los pesos y el aumento de las repeticiones.

Siguió practicando este ejercicio hasta que llegó a su máxima de repeticiones. Así, su velocidad de ejercicio también ascendió. Sus músculos comenzaron a desarrollarse junto a su potencia, sin perder la velocidad.

Bruce Lee

En contra del entrenamiento de alta intensidad

Bruce se mostró en contra del entrenamiento de alta intensidad, por ejemplo, frente al pesado saco de patadas. Lee entendía que el resultado del alto impacto sólo desarrollaría masa muscular y podría ralentizar la velocidad del practicante.

Sin duda, la velocidad y la potencia viene de la relajación y de la coordinación que tiene todo que ver con el equilibrio de la mente y el cuerpo.

Etiquetas: Motivación deportiva

También te puede interesar

Comentarios