Las transformaciones de Christian Bale

De tener un cuerpo que envidiaría el mismo David de Miguel Ángel a pesar 55kg, para después alcanzar los 103kg. Descubre los cambios físicos el actor.

Un buen actor es aquel que logra meterse de pleno en todo papel que le propongan. Una de las formas de demostrar que eres capaz de ello es el someterse a cambios físicos, que incluso pueden llegar a ser contraproducentes para la salud, para ser lo más fiel posible al personaje.

Si hay una estrella del cine que precisamente es considerado eso, una estrella, por esta razón es Christian Bale. Lo hemos visto raquítico, con unos músculos que cualquier “tete” de gimnasio querría tener y rozando la obesidad.

Al límite por su trabajo: los cambios de peso de Christian Bale

Si hiciéramos una gráfica sobre este aspecto a lo largo de su carrera, estaría repleta de subidas vertiginosas seguidas de caídas en picado.

American Psycho

Patrick Bateman, personaje que interpreta Bale en este film, se presenta como un joven atractivo con una “tableta de chocolate” muy definida y que cuida mucho su físico, tanto en aspecto corporal como facial. Su peso era de 81kg.

En esta película su físico no era el más sorprendente de todos, pero el hecho de acceder sin pensárselo dos veces a los cambios que describiremos a continuación teniendo esta “percha” en el año 2000, es un factor que le proporciona muchos puntos a favor y hace subir su listón de profesionalidad.

El Maquinista

Fue en 2004 cuando se produjo la transformación más radical de Bale, caracterizada por una delgadez extrema para su papel de Trevor Reznik. Perdió 28 kilos, quedándose en los 55kg, aunque el querría haber bajado 10 más. En esta ocasión, lo que se marcan no son sus abdominales, sino sus costillas.

La razón de este cambio es que su personaje tenía que mostrar los cambios tanto físicos como psicológicos que sufre una persona que ha padecido insomnio durante un año entero. Así, se sometió a una dieta que consistía en comer un café sin azúcar y una manzana a diario.

Batman Begins

En tan solo un año, Bale tuvo que hacer a su cuerpo regresar a la normalidad, pues en 2005 era el turno de encargar al súperheroe murciélago en Batman Begins. Así, a base de una dieta hipercalórica (pero saludable) específica y ejercicio de gimnasio, aumentó su peso 31 kilos para situarse en los 86kg.

Tal aumento de peso hubiera hecho a cualquiera lucir un físico desmejorado. Sin embargo, hubo mucho levantamiento de pesas y otro tipo de entrenamientos fitness y cardio que convirtieron todas esa nueva masa en músculo, de forma que Bale podía presumir de que esos pectorales y abdominales no desaparecían en cuanto la armadura de Batman se desprendía de su cuerpo.

American Hustle

Para esta súper producción de 2014, en la que el actor encarna al estafador Irving Rosenfeld, tuvo que engordar 40 kilos y se quedó, entonces, en los 103kg.

¿Qué dieta siguió para ello? Una a base de donuts.

También te puede interesar

Comentarios