Mike Coots: el hombre capaz de surfear sin una pierna

Descubre la apasionante historia de superación del surfero que reinventó su vida tras el ataque de un tiburón

La historia de Mike Coots parece extraída de una de esas películas americanas de ciencia ficción. Quién sabe si le estaremos dando la idea a unas de esas productoras americanas, o si alguna ya está trabajando para que esta historia se convierta en la nueva ganadora de los Oscar.

En 1997 Mike recibió el ataque de un tiburón en la isla de Hawaii mientras disfrutaba de una de sus mayores pasiones, el surf. Sus amigos llegaron a temer por su vida, pero gracias a la rapidez en que consiguieron llevarlo al hospital, llevándolo a más de 150km/h, y al trabajo de los médicos, este surfista consiguió salvar la vida. Sin embargo, Mike Coots perdió una de sus piernas en este ataque.

Un accidente que le hizo reinventarse

Después de que un tiburón tigre le dejara sin una pierna, Mike Coots se convirtió en activista por la defensa de la conservación de los tiburones.

mike coots

Lejos de perder su afición por el surf o adquirir miedo a los tiburones, Mike siguió disfrutando de su vieja pasión, y ahora continúa practicando surf todos los días gracias a una prótesis que le permite continuar su vida normal. Pero no sólo eso, sino que además descubrió otros dos nuevos caminos a los que dedica ahora su vida.

Por un lado, empezó a preocuparse por la fotografía, lo que le ha permitido dedicarse a ello y sufragar económicamente su vida. Además, esto le ha traído más de un éxito, y ya es un fotógrafo bastante conocido en la práctica del surf.

Pero no sólo eso, después de ser atacado por un tiburón tigre, se convirtió en activista para la defensa de la conservación de los tiburones. Tal es su implicación que ha llegado a las Naciones Unidas y al Congreso de los Estados Unidos, para mostrar su rechazo a la matanza de tiburones como embajador de la fundación sin ánimo de lucro Pew Environment Group.

Mike Coots ha demostrado ser un enamorado del océano. Y por eso, no permitió que la vida le privara de disfrutar su pasión por el mar. Siguió luchando, y redirigió su camino por otras lugares que ahora le permitieran seguir en contacto con todo lo que él necesita.

Etiquetas: inspiración

También te puede interesar

Comentarios