Robert Gannon: “Todo el mundo está capacitado para practicar Crossfit y da igual si nunca te has levantado del sofá”

Nunca es demasiado tarde para ejercitar el esqueleto. Así lo garantizan entrenadores como Robert Gannon del CrossFit Gala de Barcelona quien enseña no solamente a levantar pesas, sino a beneficiar el lado más emocional de cada alumno.

América nos contagia de nuevas prácticas, costumbres e incluso de nuevos deportes que aterrizan para quedarse y uno de ellos es el CrossFit. Allí nació Robert Gannon, un joven que emprendió su camino en la docencia deportiva como monitor de esquí durante seis años y otros dos como profesor de artes marciales. En 2005 decide trasladar sus conocimientos y herramientas deportivas a Barcelona, donde reside habitualmente y donde el CrossFit lo acabó hechizando tanto como para levantar junto con otros socios su propio gimnasio especializado, CrossFit Gala, cada vez con mayor reputación en esta disciplina que no para de duplicarse en participación.

Son cinco años de experiencia en este deporte y profunda instrucción en metodología CrossFit y halterofília que no duda en dilatar día tras día para lograr unos entrenamientos donde cuerpo y mente se combinan magistralmente y conducen al alumno hacia la felicidad y un modo de vida saludable: “El estado natural del ser humano es activo y el ejercicio no debería ser visto como un complemento para mantenernos en forma, sino una pieza integra de nuestro ser”.

Deporlovers: ¿Cómo llegaste a interesarte por el CrossFit tras una carrera predominantemente deportiva en el sector de las artes marciales y del esquí? 

Robert Gannon: Empecé a practicar CrossFit cuando era prácticamente desconocido en España, hace siete años. En mi caso, descubrí CrossFit a través de publicaciones digitales y revistas de deporte americanas que empezaron a hablar bastante ya que estaba consolidándose. Pero yo lo conocí estando en Barcelona.

D: En tu opinión, ¿por qué el CrossFit se ha vuelto un deporte de moda en los últimos años?

R.G: Creo que todo lo nuevo que surge se denomina moda, pero las modas suelen ser pasajeras y en este caso es duradera. En EE.UU. lleva desde el 2001 existiendo y no para de crecer porque el modelo de negocio es bueno y cada vez son más los que se animan a montar un gimnasio. Con lo cual, es cierto que hay un golpe de moda y habrá mucha gente que se interese por CrossFit y lo prueben pero no les guste y dejen de practicarlo. Pero considero que seguirá creciendo ya que vemos la tendencia ascendente de otros países.

Es un deporte que viene para quedarse porque combina las cosas que la gente busca para disfrutar de su salud. Tiene un sentido de comunidad y espiritual porque disfrutas de la esencia de un grupo de personas que están haciendo lo mismo. Se fomenta la competitividad sana y la motivación. Además hay un componente didáctico que falta en la mayoría de los gimnasios de hoy en día.

10481199_721383517951567_2919499995079086765_o

D: ¿Decidiste levantar CrossFit Gala en Barcelona debido a la popularidad de este deporte? ¿Cómo está respondiendo la ciudad?

R.G: Al principio éramos dos personas que coincidimos en Facebook y juntamos fuerzas porque lo que nos agradece enseñar a la gente. No sabía que había tanta gente interesada en CrossFit. Pero básicamente mi motivo era un poco egoísta porque estaba harto de hacer mis entrenamientos solo y necesitaba formar un grupo de gente competente que podía apoyarme en mi entrenamiento personal (entre risas). La gente está respondiendo muy bien hasta el extremo de ser una locura. En parte porque Barcelona es una de las ciudades más deportivas del mundo. La potencia es enorme y estamos viviendo una explosión.

Nosotros empezamos de un modo que a lo mejor para otros no es lo corriente. Era un modelo de negocio al estilo estadounidense, el llamado gimnasio de garaje. Mucha gente empieza poniendo un pequeño gimnasio en su casa y cuando falta espacio por la cantidad de gente que se apunta, se procede a buscar un local y abrir un gimnasio oficial.

D: ¿Habéis percibido un incremento relevante de socios en comparación con años anteriores? 

R.G: En comparación con el año anterior hemos duplicado prácticamente nuestros socios. La verdad es que si comparas con otros modelos de negocio este se trata de un ascenso alucinante.

El hecho de que estén abriendo más gimnasios es competencia, pero competencia beneficiosa porque un gimnasio de barrio que abre un CrossFit difunde esta palabra y la piscina de gente interesada cada vez se multiplica. Ellos nos ayudan a nosotros en cierta manera a expandir este deporte y viceversa.

D: ¿Cuál es el perfil de los interesados en este deporte?

R.G: No hay un perfil común. La mayoría que vienen son aficionados a otros deportes o tienen algo de experiencia en alguno en particular, estos sí tienen un perfil más parecido. Pero a parte de esto, el mensaje que intentamos transmitir es que se trata de un deporte para todo el mundo. Tenemos muchas personas que nunca han practicado deporte o llevan muchos años fuera de él y tienen ganas de aprender algo, ya no solo funcional sino divertido y útil.

D: Por tanto, ¿todo el mundo está capacitado para practicar CrossFit?

R.G: Totalmente. Da igual si nunca te has levantado del sofá. Aquí lo que vale es la responsabilidad de los entrenadores y la filosofía y buenas prácticas de cada uno. Todo lo que aplicamos son movimientos basados en un ser humano: agacharse, levantarse, empujar, tirar, saltar, recibir, etc. Son movimientos evolutivos que corresponden a nuestra esencia de primates. Con lo cual, escalonando la dificultad podemos recuperar nuestros patrones de movimiento.

D: ¿Las mujeres también están creciendo potencialmente en este sector?

R.G: Sí. Aquí son muy importantes porque muchos de nuestros mejores clientes y más fiables son mujeres. Es un deporte muy interesante para fomentar la imagen del sexo femenino. Demuestra que realmente están capacitadas para hacer cosas que no tienen en mente. En España hay ideas mitológicas sobre el cuerpo femenino: “una mujer puede ir al gimnasio para tonificar pero no para hacer masa muscular”. Estas son ideas que no tienen ningún fundamento. Cuando ellas empiezan a descubrir que están capacitadas para mover mucho peso es un golpe de autoestima muy bueno. Mi madre hace CrossFit y tiene 65 años.

D: El precio de medio de este deporte es bastante elevado (80 euros mensuales) en comparación con otros gimnasios. ¿Los interesados que no puedan permitírselo pueden practicarlo desde casa?

R.G: Sí, se puede practicar desde casa. Es verdad que la gente ve caro un gimnasio de CrossFit en comparación con el gimnasio del polideportivo de barrio. En España los precios mensuales son los más ajustados de todo el mundo. En EE.UU. puedes pagar hasta 250 dólares al mes. Pero como los CrossFit son un gimnasio la gente lo asemeja al gimnasio corriente donde hay una máquina y cada uno es responsable de hacer su propio ejercicio sin que nadie te guíe.

D: ¿Cuáles son sus beneficios físicos y mentales?

R.G: CrossFit, como cualquier deporte que requiere sacrificio personal, va a aportarnos beneficios hasta nivel psicológico y emocional. Cuando una persona ve su capacidad de practicar un deporte que en un principio consideraba imposible, es un beneficio tremendo para su autoestima. Además, el hecho de reunirse siempre con las mismas caras en clase fortalece su compromiso. La gente busca CrossFit porque satisface mucho los puntos de salud emocional. No se trata solo de venir y levantar pesas.

11269096_812050785551506_5009785722095471664_n

D:  ¿Es cierto que este entrenamiento demanda mucho esfuerzo y puede ser peligroso sin una buena preparación física?

R.G: Sí, es cierto. Pueden existir casos de no entender bien los movimientos porque el entrenador no es metódico en su enseñanza, por tanto hay gran riesgo de lesión. Pero es muy difícil producirse lesiones reales como en deportes como el fútbol que son tan insignificantes que no valen la pena comentar.

D:  ¿Has participado alguna vez en los CrossFit Games o tienes la intención de participar?

R.G: No he participado en los CrossFit Games pero sí que tenemos en nuestro gimnasio un par de atletas que tienen la aspiración de competir a nivel nacional y europeo. A mí como entrenador no me interesa. Mi enfoque del CrossFit siempre ha sido para beneficiarme del ejercicio físico que tanto me encanta. Siempre estoy buscando nuevas metodologías de aprendizaje para mejorar lo que enseñamos. Mi competición es saber si puedo enseñar a la gente cada vez mejor y hacer que la gente se sienta capacitada de hacer lo que enseñamos.

10926354_746458595444059_2467763188848033424_o

D: ¿Crees que el CrossFit está teniendo repercusión en los medios de comunicación españoles? ¿Y los deportes como el triatlón, el running o la Spartan Race? 

R.G: CrossFit está teniendo mucho éxito a nivel de audiencias porque presenta una imagen que se mueve mucho en la idea de crear a tu propio héroe. Esto les interesa a la gente y además sabiendo que es accesible para todo el mundo. Es una fórmula muy buena y debería de ser atractiva para los medios de comunicación.

Los otros deportes como triatlón o Spartan Race, creo que se han enfocado mucho en un perfil de persona. Las personas que participan siempre venden hacia el mismo público. No son un deporte para todo el mundo. La mayoría de gente que hace triatlones son gente de medio y altos recursos que pueden pagar una buena bicicleta y unos neoprenos, y no requiere realmente una destreza muy elevada. Tampoco quiero quitarle dificultad a este deporte pero su atractivo es más limitado.

D: ¿Qué mensaje transmitirías para incentivar a participar en CrossFit? 

R.G: Primero hay que transmitir a la gente que no se asuste por los vídeos y publicaciones que hay en Internet porque siempre estamos dispuestos a poner lo más extremo. Pero en realidad CrossFit es para todo el mundo. Te puede gustar o no pero al menos tienes que intentarlo.

Etiquetas: Crossfit Games 2015

También te puede interesar

Comentarios