Todo sobre Todd Love y James Simpson en la Spartan Race

Todd Love y James Simpson. Ejemplos de superación personal en la Spartan Race

La Spartan Race ofrece ejemplos de superación personal que han servido como motivación para miles de personas. ¡Recuerda que querer es poder!

Ser miembro del ejército espartano nunca fue fácil. Allá por el siglo VI, la ciudad estado de Esparta vivía su máximo apogeo gracias a su ejército. Los soldados espartanos eran entrenados desde su infancia. Gracias a su disciplina y entrenamiento, lograron ser los más temidos de la antigua Grecia.

Más de dos mil años después, el espíritu espartano sigue vivo, gracias en parte a la Spartan Race, la prueba de obstáculos más importante del planeta que tiene lugar en distintas ciudades de todo el planeta.

Cientos de miles de personas alrededor del mundo, se entrenan duramente para superar las diferentes modalidades que ofrece la competición, siendo la más dura la ‘Beast’, o lo que en español se traduce como bestia.

Consiste en superar 21 kilómetros de obstáculos teniendo como única ayuda la fuerza de tus brazos, piernas y mente. ¿Pero qué pasa cuando no puedes contar con toda esa ayuda?

Pues la respuesta a esa pregunta tiene dos nombres propios, Todd Love y James Simpson, dos veteranos de guerra que sufrieron en sus carnes lo duro que puede ser una guerra. Ambos perdieron sus extremidades en la guerra de Afganistán.

Todd Love; el amor por superarse.

Lejos de perder las ganas de vivir, de hundirse en un drama del que poca gente sería capaz de salir, Todd Love apostó por seguir disfrutando de la vida, por superarse a sí mismo y sobre todo, por demostrar que se puede ser feliz pese a no contar con la ayuda de tus piernas.

Con la ayuda de los miembros del equipo Team X-T.R.E.M.E, Todd se lanzó a una aventura que mucha gente no puede completar ni aún teniendo el cien por cien de su cuerpo.

Nadie dijo que fuera a ser fácil. Todd y su equipo sabían que superar 21 kilómetros con más de 70 obstáculos de todo tipo llevaría horas de esfuerzo, de lágrimas, de un esfuerzo físico digno de los más destacados guerreros espartanos de la antigua Grecia.

Uno de sus compañeros se encargaba de llevar a Todd a sus espaldas cuando tocaba recorrer la distancia entre obstáculo y obstáculo, mientras el resto del equipo, le ayudaba a superar las diferentes pruebas siempre que fuera necesario.

Llegó el salto de muro, y lo superó, la pista americana, el lanzamiento de jabalina, la escalada de cuerda sobre agua y también lo superó. Poco a poco, Todd y su equipo, fueron superando las diferentes pruebas mientras el público aplaudía, vitoreaba a los protagonistas e incluso, derramaban lágrimas de emoción, al ver de lo que es capaz de hacer el ser humano, del espíritu de todos sus compañeros.

La meta estaba cada vez más cerca, el equipo X-T.R.E.M.E, teniendo como máxima premisa no dejar a nadie atrás, seguía unido. Después de más de cuatro horas de brutal esfuerzo, de llevar sus cuerpos y sus mentes al límite, cruzaron la meta en una explosión de alegría, satisfacción por cumplir su objetivo y demostrar al mundo que el espíritu de superación no tiene límites.

Todd Love Spartan Race 1

Todd Love; un amante del deporte extremo.

Pero la pasión de Todd por superarse no se limita solo a la Spartan Race. El ex marine es un amante de los deportes de riesgo, de la superación personal. Ha saltado en paracaídas, hace snow e incluso es todo un artista al ser capaz de tocar el piano.

Todd Love Spartan Race

James Simpson; cuando no tener piernas no es ningún impedimento.

Todd Love es el caso más mediático, pero James Simpson, no se queda atrás. Este veterano de guerra también perdió sus extremidades en la guerra de Afganistán.

James, acompañado por tres compañeros, superó la prueba superando 25 obstáculos en cuatro horas. El británico acabó exhausto, sin fuerzas, pero lleno de energía y sobre todo, orgulloso de lo conseguido.

“Podría haber estado más de diez horas. El tiempo me daba igual, solamente quería acabar. Era un reto para mí”.

Sus amigos le ayudaron siempre que era necesario, aunque James demostró ser capaz de valerse por sí mismo. Superó las mayor parte de las pruebas sin ayuda alguna, incluso el salto con fuego.

Miles de personas le recibieron en la meta, llenaron el ambiente de aplausos, de sonrisas al ver que superó una de las pruebas más duras del planeta sin la ayuda de sus piernas, de ver que el ser humano, una vez más, es capaz de lo mejor.

James Simpson

James explicó que estuvo entrenando durante cuatro meses para aumentar sus opciones de éxito. Dedicaba varias horas al día en su objetivo de llegar al cien por cien.

¿Y tú, eres capaz de superarte?

Si quieres ser un auténtico espartano y superar la Spartan Race, Todd Love y James Simpson son dos ejemplos en los que depositar tus fuerzas y espíritu de superación. Si ellos dos fueron capaces de superar todos los obstáculos, tú también eres capaz de conseguirlo.

Entrena, esfuérzate y no te rindas en los momentos más complicados. Sé fuerte y saldrás victorioso. ¿Preparado, espartano? ¡Arooooo!

gif

Etiquetas: Spartan Race 2015

También te puede interesar

Comentarios